29/06/2022

Pure Storage, con ganas de conquista

Con la incorporación de una nueva línea de sistemas de almacenamiento, llamada FlashBlade//S y de una arquitectura de referencia orientada a la inteligencia artificial que procede se su colaboración con Nvidia, Pure Storage acaba de revalidar su derecho a tratar de tú a tú a competidores con más solera. Las novedades, presentadas en su conferencia TechFest de Los Angeles, incluyen una evolución más pragmática del esquema de pago por uso Evergreen. El CEO de la compañía, Charlie Giancarlo, destacó tres rasgos de esta oferta: “doblamos la densidad, doblamos el rendimiento y doblamos la eficiencia energética”; pudo haber añadido la búsqueda de escalabilidad ilimitada (luego se verá por qué).

Charles Giancarlo

publicidad

La gama FlashBlade de Pure Storage nació en 2017 y desde entonces ha ido evolucionando hasta la llegada de dos nuevos modelos, que estarán disponibles el próximo trimestre. Poco tienen que ver aquellos sistemas de hace cinco años con la cosecha de 2022. La compañía predica un eslogan muy en la línea de la simplificación que ahora preocupa tanto: uncomplicated data storage forever. FlashBlade//S es modular, por lo que permite desagregar la computación de la capacidad disponibles, que se considera importante a la hora de configurar las cargas de trabajo.

Una de las consecuencias sería la simplificación de las actualizaciones de hardware, que es posible hacer por componentes sin que apenas afecte el tiempo de inactividad. Desde el punto de vista del mercado, los portavoces de la filial española repiten un discurso coherente: Pure Storage persigue la captura de una clientela que ha tenido querencia a subir rápidamente a la nube, pero ahora quisiera retornar ciertas cargas al modo on-premise.

Era inevitable que el hardware ocupara el primer plano de la escena en Los Angeles. Las métricas publicadas por la compañía apuntan que FlashBlade//S puede acoger un 105% más de terabytes utilizables por unidad que los modelos anteriores, requiere un 48% menos de energía y un 28% menos de refrigeración.

La especialización original de Pure Storage en la tecnología flash de estado sólido sigue dando frutos. Rob Lee, CTO de la compañía, afirmaba en su ponencia de Los Angeles que la memoria NAND optimizada supera a otros tipos de flash y evita tener que afrontar costosas soluciones de almacenamiento en caché. Esto, según Lee, marca diferencias: “en vez de ajustar los arrays de disco a cargas de trabajo específicas, hace muy sencillo actuar moviendo datos ante cualquier variación de la carga de trabajo.

Hasta aquí el protagonismo natural de FlashBlade//S. Pero, además, se ha subrayado que, al combinar este nuevo hardware con una versión remozada [release 4.0] de su software Purity, se consigue una plataforma que reduce el problema de los silos de almacenamiento y da respuesta a escalas diferentes de rendimiento según cada tipo de cargas: datos estructurados o no estructurados.

La filosofía subyacente en esta evolución busca dar respuesta a los nuevos escenarios que empiezan a ser comunes en las organizaciones, desde la analítica avanzada a la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático, la IoT o la supercomputación para simulaciones y/o gemelos digitales. En esta línea no se puede perder de vista el anuncio de AIRI//S.

Pure Storage lanzó una primera versión de AIRI en 2018 embebiendo un sistema DGX-1 de Nvidia, convirtiéndose en el primer fabricante que daba el salto de convertir su almacenamiento en infraestructura idónea para la IA. Un año más tarde, la actualizó con DGX-2 y en 2020 con el A100, en una trayectoria que ahora desemboca en una arquitectura de referencia.

En esta, cada uno de los DGX A100 incluye ocho tarjetas gráficas de Nvidia para datacenter, proporcionando hasta 5 petaflops de rendimiento. Según la documentación entregada, las empresas que apuesten por el tándem FlashBlade//S más AIRI/IS podrán aprovechar el programa de suscripción Evergreen.

Lanzado por primera vez en 2015, este programa tiene como objetivo dar la posibilidad de adquirir los productos de la compañía a través de pago por uso o por suscripción, evitando la necesidad de adquirir activos que, en la práctica, pudieran quedar sobredimensionados. Esta opción ha ganado adeptos en la industria y ya la comercializan otros fabricantes clásicos de almacenamiento: HPE (GreenLake), Dell (Apex) y también NetApp (Keystone). En el caso de Pure Storage, desde que presentara Evergreen –  tres años más tarde una versión light – dice haber entregado más de 10.000 actualizaciones de controladores a sus clientes.

Las opciones de Evergreen se multiplican ahora, para ajustarse más a las necesidades específicas de cada cliente, buscando un equilibrio entre dos atributos: flexibilidad y simplicidad, sin sacrificar escalabilidad. El modelo admite tres fórmulas: Forever, One y Flex, que se resumen a continuación: Evergreen//Forever (antes Evergreen Gold) permite acceder a una suscripción a software y hardware actualizada con regularidad; por su parte, Evergreen//One (anteriormente Pure-as-a-Service) materializa la oferta de almacenamiento bajo demanda no sólo en modo cloud sino también on-premise. La primicia, Evergreen//Flex, completa el trío con la oportunidad de adquirir el hardware como capex y el software en pago por uso, de manera que el cliente no se ata a una configuración fija.

Con las variantes de este año, Evergreen se presenta como mucho más que un modelo de consumo (o, para ser más exactos, de financiación) e incluso trasciende el plano del almacenamiento como servicio (que en su sigla inglesa sería STaaS) puesto que incorpora la monitorización según objetivos de servicio y garantías de gestión de capacidad.

A esto se refería Charlie Giancarlo cuando, en su prolija keynote, presumió de que Pure Storage es la única empresa que garantiza que sus productos no caducan, puesto que Evergreen asegura que los sistemas vendidos hace una década son tan válidos como los que se vendieron la semana pasada.

Esta es una tendencia generalizada en la industria que, en todo caso, define la política de Pure Storage: sus ingresos recurrentes ya representan el 35% del total, superando los 738 millones de dólares y con un crecimiento del 37%. Con todo, no hay que olvidar que el ´resto` – nada menos que un 65% – descansa en la venta convencional que no va a desaparecer, sea por motivos operativos, financieros o regulatorios.

Lo bueno de esta aproximación al mercado es que no se limita al modelo cloud, que no carece de limitaciones cuando el almacenamiento debe estar cerca de las aplicaciones. Redondeando la jugada, la compañía que desde 2017 dirige Giancarlo propugna lo que llama gestión activa: su oferta STaaS Pure Fusion está llamada a calmar más de un quebradero de cabeza a la hora de administrar un entorno híbrido, ya que es capaz de agrupar todos los recursos y tratarlos en conjunto.

A diferencia de Pure 1, que ha sido su herramienta de gestión hasta la fecha, Pure Fusion no se limita a supervisar, sino que facilita la combinación del almacenamiento on-premise [entendido como propiedad del cliente] con el que se entrega vía Pure-as-a-service ahora llamado Evergreen//One. El mensaje que enuncia la compañía no da lugar a duda sobre su intención: “una experiencia de gestión basada en la nube”.

¿Qué implican las novedades para el mercado español? Carmen Derlinchan, directora de ingeniería de Pure Storage en la filial, explica: “ahora vamos a tener diferentes sabores que flexibilizarán nuestra oferta”. Por ejemplo, dice, en el sector sanitario “nos encontramos con sistemas que hacen uso intensivo de tratamiento de imágenes, que se multiplican con el acceso histórico y la abundancia diagnóstica; esto, quien no tenga domino de la inteligencia artificial, no podría ofrecerlo en competencia con nosotros”.

El llamado cuadrante mágico de Gartner puede ser discutido en cuanto al método, pero resulta infalible como argumento de marketing. Pese a su juventud, Pure Storage lleva ocho años consecutivos instalada en el espacio de los líderes, lo que indicaría que su estrategia va por buen camino. Tras un año fiscal excelente, cerró el primer trimestre sorprendiendo a Wall Street con su crecimiento, sus ingresos por suscripción y el número de clientes (los diez principales gastan más de 100 millones al año). Y esto, con unos márgenes disparados, por lo que cree estar a salvo de una recesión que muchos ven próxima. De hecho, sus previsiones para el año en curso indican un 22% de crecimiento para superar los 2.600 millones de facturación.

Los analistas bursátiles son muy positivos. Aron Rakers, del banco Wells Fargo, ha publicado en las últimas semanas un informe en el que pone de manifiesto la inesperada proyección del acuerdo entre Pure Storage y Meta, que fuera motivo de preguntas durante la presentación de resultados anuales. Sugiere Rakers que “otros clientes hiperescalares» se han interesado en la infraestructura de Pure Storage para cargas de alto rendimiento mediante el uso exclusivo de cabinas flash – en lugar de discos o híbridos – para saciar sus necesidades de almacenamiento primario.

Un acuerdo firmado con Azure y Equinix en noviembre y anunciado con discreción, requiere conexiones de alta velocidad y baja latencia; de ahí procede a conjetura de Akers: es plausible esperar que Pure Storage reciba más pedidos [presuntamente de Microsoft para sus centros de datos de Azure] con los que compañía adquiriría una ventaja competitiva que la cotización no recoge en un contexto en el que pesan otras circunstancias.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2022 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons