publicidad
  2/02/2022

Dell afina su modelo as-a-service

Dell sigue apegada a una hoja de ruta que, rotulada como as-a-service, confirma su convicción de que con ella podrá lucirse en el pelotón avanzado de la competición multicloud. En este razonable objetivo le ayudan las buenas relaciones que ha sabido anudar con los campeones de la nube pública. Secundariamente, Michael Dell quiere demostrar que su compañía puede valerse por sí misma una vez separada de VMware. La compañía tejana ha iniciado el 2022 con siete anuncios que engrosan su oferta Apex, con los que se sacude cualquier reproche por haber entrado en carrera más tarde que su competidor de referencia, HPE, comprometido este a ofrecer este año la totalidad de su catálogo en “modo servicio”.

Jeff Clarke

publicidad

Según un estudio que Forrester ha elaborado a la carta para Dell, el 83% de las organizaciones ya habría adoptado un enfoque multicloud o, al menos, planea hacerlo en los próximos doce meses. Nada nuevo bajo el sol, ya que desde hace un par de años se viene observando la tendencia hacia una hibridación con múltiples nubes en la que las cargas on-premise seguirán teniendo un papel que jugar. Obviamente, Dell quiere nadar en esas aguas.

El mensaje que transmite la compañía es doble: por un lado, que aquellas promesas de que con la llegada del modelo cloud colapsarían los silos de información, no se ha cumplido: en realidad, la pluralidad y la hibridez han generado nuevos silos que plantean nuevos problemas. A medida que este fenómeno crece, la gestión de las cargas de trabajo y de los volúmenes de datos generados se hace más compleja, por lo que confiar la resolución a un solo proveedor pierde el sentido imaginado.

Jeff Clarke, actual mano derecha de Michael Dell, lo ha resumido así: “Hemos construido Apex para entregar a los usuarios el modelo y las capacidades que deberían esperar de una nube pública, pero aportando la agilidad y el control que desean, sin verse forzados a mover sus datos del entorno on-premise a otro remoto”

Desde la óptica de Dell, la complejidad de la gestión de cargas en la nube requiere herramientas mejores que las usuales. La buena respuesta pasaría – sostiene su literatura – por cooperar con otros actores del mercado. El alineamiento cada vez más estrecho con los hyperscalers ha trabado asociaciones estratégicas que coexisten con los acuerdos antiguos con SAP o con el reciente para utilizar la red mundial de centros de datos de Equinix. Todo confluye para ampliar las opciones, otra vez el discurso de Clarke.

El almacenamiento es pieza clave entre la nueva ola de anuncios de Dell, comenzando por Apex Multi-Cloud Data Services, a los que se puede acceder desde las principales nubes públicas. La novedad está en que, además de incluir almacenamiento como servicio, la compañía añade la interconexión con los proveedores cloud de alta velocidad y con baja latencia.

Apex Multi-Cloud Services permite utilizar al mismo tiempo múltiples nubes para un mismo conjunto de datos, de manera que el acceso simultáneo evita tener que moverlos y, en muchos casos, elude las tarifas de los proveedores. Integrada en la consola de Apex, la nueva propuesta de Dell hace posible replicar ´nativamente` (sic) un servicio de almacenamiento de datos con PowerStore o PowerScale locales. Se abre aquí un abanico de opciones para el canal, que podrá desplegar sus capacidades bajo la forma de servicios de migración y consultoría.

A este anuncio hay que sumar otra novedad a la que la compañía asigna un brillante futuro, el proyecto Alpine, de almacenamiento sin interrupciones en las nubes públicas. Básicamente, es como si Dell quitara el software de su hardware de almacenamiento de bloques y ficheros para elevarlo a una nube y los clientes lo utilicen mediante créditos previamente adquiridos. Es un movimiento que más parece reactivo que proactivo, desde que HPE se adelantó a su manera el año pasado.

Sin salir de la órbita del almacenamiento, Dell no descuida otro de los segmentos en los que más está creciendo y que más atención está llamado a recibir, la tecnología de contenedores, destinada a ampliar la gama entre la que sus clientes pueden elegir infraestructura y/o entorno cloud. Amplía el soporte de sus buques insignia PowerStore y PowerFlex para Amazon EKS Anywhere, de manera que los clientes puedan ejecutar su orquestación de Kubernetes en nubes públicas o indistintamente on-premise. Además, ha anunciado la disponibilidad en su solución hiperconvergente VxRail de Rancher, la plataforma de administración de contenedores de SUSE.

Poco después de consumarse el divorcio pactado con VMware, Dell anunció Apex Cloud Services con VM Cloud (VMC), con el fin de simplificar el movimiento y la escalada de cargas de trabajo entre múltiples plataformas cloud a un coste predecible. Pues bien, en la batería de anuncios recientes se incluye la disponibilidad de estos servicios en Francia y Alemania, no todavía en España.

Además, los Apex Data Storage Services, también anunciados en 2021 y que vienen a concretarse en una oferta elástica de almacenamiento como servicio pero, en este caso, on-premise, se internacionalizan saltando a trece países de Europa (incluída España) y Asia Pacífico.

Viene muy a cuento la asociación con Equinix, que cuenta con más de 220 datacenter en todo el mundo y una clientela de 10.000 empresa. Se trata de la propuesta llamada Apex Anywhere: que sea el cliente quien elija si desea la implantación de estos servicios en sus propias instalaciones o en las de cualquier centro de Equinix.

Asimismo, Dell refuerza su familia de soluciones o, más precisamente, de servicios, con Apex Backup Services, que también cubre el espectro de PC y dispositivos móviles. La idea es no sólo garantizar la protección de datos en la nube – incluyendo aplicaciones SaaS de diversas marcas – sino también la de los llamados puntos finales. Esta protección híbrida se monitoriza y gestiona de manera centralizada, con la peculiaridad de ser escalable bajo demanda.

Por otro lado, Dell ha quedo habilitar una suerte de ventanilla única para que tanto los desarrolladores de aplicaciones como los equipos DevOps encuentren en ella lo que necesitan a la hora de provisionar infraestructura como código. El portal, porque de esto se trata, facilita el autoservicio de recursos de API y automatización para quienes quieran construir su propia infraestructura como entornos de código.

Más allá de los cuerpos de ventaja que pueda sacarle HPE con GreenLake, Sam Grocott, vicepresidente de Marketing de Productos de Dell, afirma con rotundidad que la compañía lleva casi una década ofreciendo productos como servicio. Aun así, es obligado constatar que Apex todavía está en construcción, tanto en funcionalidades como en alcance geográfico y en la amplitud de la lista de partners.

Dicho esto, los anuncios de nuevos servicios cubiertos por el paraguas de Apex son una muy buena noticia para los clientes de Dell – y para el canal, de paso – que empezaban a mosquearse al recordar que este compromiso de la compañía fue formulado por primera vez en 2019.

Por otro lado, hay que asumir que por mucho que se predique acerca de la inevitabilidad de la nube, alrededor del 70% de las cargas de trabajo sigue en los centros de datos corporativos y afines. Presumiblemente, un alto porcentaje seguirá allí por diversas consideraciones [coste, seguridad, normativa], por lo que la batalla más interesante a corto plazo se librará on-premise, sin perjuicio de la gestión multicloud de esas cargas.

Tomando distancia de los anuncios en sí mismos, salta a la vista que Dell continuará colaborando con AWS, Azure, Google Cloud y otros de su especie con los que a la vez chocará frontalmente en el datacenter para ver quién se hace con el control de lo que ha dado en llamarse “la nube aterrizada”. IDC prevé para 2024 – quizá generosamente – que más del 75% de toda la infraestructura en el edge y más del 50% de la de datacenter se consumirá como servicio

En esa perspectiva se apuntan AWS (Outposts), Azure (Arc) y Google Cloud (Anthos) pero también HPE y Dell no quiere perderse la fiesta. Hubo tiempo en que los fundamentalistas del modelo cloud dieron por heridos de muerte a estos dos fabricantes de hardware, pero lo cierto es que los entornos híbridos se han impuesto y les han insuflado aliento, como se está viendo.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2022 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons