publicidad
  20/06/2022

Raúl Aledo

Consejero Delegado de Aire Networks

En España como en otros países, el sector de las telecomunicaciones tiene unos protagonistas muy claros, que cualquier hijo de vecino a identifica por sus marcas, todas notorias, con capacidad para reclutar millones de usuarios. A la mesa de esta partida se sientan a jugar muchos actores discretos, o poco conocidos, entre los que se cuentan los operadores virtuales (que no disponen de frecuencias ni redes propias) o los llamados ´de nicho`, que por lo general se especializan en atender necesidades de las comunicaciones de empresa. Aire Networks pertenece a una categoría de naturaleza transversal y complementaria: “somos un bicho raro”, bromea su cofundador y consejero delegado, Raúl Aledo.

Raúl Aledo

publicidad

Como entremés, me gustaría un comentario acerca de cómo consigue una empresa de origen local progresar en un mercado tan determinado por protagonistas globales.

No ha sido de la noche a la mañana, desde luego. El embrión de empresa que hace 26 años empezamos en Elche los tres socios fundadores nos ha llevado a otros horizontes sin renunciar a nuestros orígenes. La experiencia de un primer proyecto, cuando apenas habíamos acabado la universidad, nos permitió ver que las empresas seguían instalando software en ordenadores – lo que hoy llamamos on-premise – para su gestión a la manera tradicional, mientras en Estados Unidos se había encendido la mecha de Internet y empezaban a florecer las comunicaciones empresariales. Aquello fue el caldo de cultivo de lo que es el grupo Aire, una familia de compañías cuyo principal activo y herramienta es una red con más de 35.000 kilómetros en España y Portugal.

Sin duda el miembro más conocido de la familia es Aire Networks […]

Si partimos de que el objetivo era dar respuesta a las necesidades de los clientes, se hizo necesario ir creando o adquiriendo empresas que integran el grupo: con el apoyo del grupo de inversión Magnum, incorporamos sucesivamente Prored, nacida en Valencia, luego LCRcom y el año pasado la portuguesa AR Telecom. En este momento, junto con Aire Networks, son las cuatro que integran el Grupo Aire.

Comprenderá que algo tiene de sorprendente ese crecimiento súbito en una empresa veinteañera.

En nuestro contexto, somos un bicho raro [risas]. Los grandes operadores se dedican, ante todo y sobre todo, al mercado minorista, un negocio que lleva varios años en constante deflación y, por esto mismo, ahora están tratando de inventar nuevas maneras de generar valor. Nosotros no entramos en ese juego: desde el principio apostamos por otras líneas de actividad. Ahora mismo, damos servicios mayoristas y de orquestación para el cloud, para los que hemos desarrollado o adquirido centros de datos de proximidad […] tenemos puntos de presencia en Frankfurt, Londres y París; hemos empezado a entregar servicio en Miami. Y recientemente nos han elegido miembros del comité del proyecto europeo GaiaX […]

Ha dicho que lo que articula el grupo es una red de fibra. ¿Es que no alcanza con la mucha fibra ya disponible en España?

La de Aire forma parte de la disponible y además es muy complementaria. Crecemos a razón de 2.000 kilómetros al año, excepto en 2022 que cerraremos con un despliegue de 4.000 kilómetros para unir Huelva con Lisboa y esta con Oporto para desde allí enlazar con el norte de España. Lo que hacemos es aprovechar los recursos existentes, pero cuando no hay trazado para interconectarlos, tenemos que desplegar fibra de nuestra propiedad. Tampoco creemos en la tesis de desplegar infraestructura porque sí: tiene poco sentido provocar estés financiero cuando ya existen canalizaciones por las que puedes tender cable.

Antes ha dicho, o más bien sugerido, que su estrategia escapa a la erosión de precios en el mercado minorista. ¿En qué espacio se ubica el grupo Aire?

No nos dedicamos únicamente a la venta de telecomunicaciones; también ofrecemos plataformas as-a-service, entre ellas una para telefonía móvil que es usada por operadores locales interesados en generar marcas propias que les permitan actuar como OMV que han de llegar a acuerdos comerciales con los incumbentes. Ofrecemos comunicaciones unificadas que se pueden explotar con marca blanca. Hay otras posibilidades: orquestación cloud, escritorio virtual […] y una backbone para usos neutros. En definitiva, somos una compañía con bagaje tecnológico y la red nos permite generar negocios verticales dentro de un espíritu de neutralidad. Al estar arraigados en España y Portugal, los grandes operadores nos escogen para la terminación de comunicaciones de sus clientes en la península ibérica.

¿Con qué otra infraestructura propia cuenta el grupo?

Tenga presente que estamos hablando de una industria, la de los centros de datos, con un crecimiento espectacular, que involucran a los operadores entre otros actores Nosotros, humildemente, seguimos una estrategia peculiar: dar a los grandes datacenter la posibilidad de vender a sus clientes la soberanía del dato en proximidad.

¿Qué quiere decir, exactamente?

Que no vamos a montar un gran centro de datos en Madrid para alojar a los hyperscalers, eso ya está resuelto por otras compañías. Lo que ofrecemos son centros de datos de proximidad en una cierta cantidad de provincias. Tienen un tamaño no inferior a los 2.000 metros cuadrados y los ponemos a disposición de empresas que no tienen el suyo propio o que, por la razón que fuera, prefieren utilizar uno de los nuestros para acelerar su adopción del edge. Nos gusta decir que somos sastres, que hacemos trajes a medida. No nos metemos en aquello para lo que no estamos capacitados, que es el mercado minorista. Y con esta estrategia vamos invirtiendo una media de 6 millones de euros en los últimos años.

No es la industria por la que se conoce a Elche en el mundo [risas]

Hemos querido ser agradecidos y montar un edificio con garantías de crecimiento en la ciudad que nos vio nacer. Aunque, personalmente, llevo más tiempo en Madrid que en Elche. El grupo Aire está presente en otras ciudades, de manera que gran parte de los 450 trabajadores en plantilla no viven en Elche.

¿Cuál es la ventaja de tener una implantación peninsular?

Pongamos que un operador, lo mismo da que sea extranjero, nacional o regional, nos pide conectividad entre A y B que cumpla con sus requisitos de seguridad. O nos pide directamente tránsito IP […] Me halaga poder decir que ocupamos el puesto 26 en la tabla global de acuerdos de interconexión privada entre miles de compañías operadoras. El papel de Aire Networks se describe fácilmente: acortar la distancia y mejorar la latencia en la conectividad y en la entrega del dato.

¿Para eso están los puntos de presencia en Europa?  

La interconexión con América la estamos ofreciendo actualmente desde Londres y Amsterdam, pero tenemos voluntad de acortar la distancia sin depender de terceros. Este es el motivo por el que hemos tejido una red en Portugal que enlaza con los cables submarinos que amarran en Lisboa y desde allí entran en la península.

Del catálogo de servicios que se enuncian en el sitio web del grupo, ¿cuáles son los principales?

Conectividad, tránsito, seguridad, comunicaciones unificadas, centros de datos, cloud. Este sería el orden de importancia.

También incluye una oferta móvil mayorista, por lo que he visto.

Tenemos dos tipos de oferta móvil. Hay quienes quieren unificar marcas, pero no van a invertir en nueva infraestructura. Otros tienen estrategias expansivas y de ampliación de cobertura. De hecho, tenemos toda la infraestructura que se necesita para montar un operador virtual. Además, en Iberia, a las comunicaciones unificadas de empresa todavía les queda un trecho antes de eclosionar, pero creemos que va a ocurrir pronto; por eso las incorporamos a nuestra oferta.

Este es un sector con mucha fragmentación, que reclama por las trabas regulatorias a la concentración. ¿Cuál sería el papel de Aire o de otras empresas parecidas si se avanzara en la consolidación del mercado?

En mi opinión, una concentración sería sana para todos, entre otras cosas porque limitaría la tendencia deflacionista que está causando problemas a las empresas y frenando inversiones. Aunque esta noción está casi siempre referida al entorno minorista, en la búsqueda de economías de escala. Me parece natural que los operadores incumbentes traten de concentrarse para invertir racionalmente en infraestructuras 5G y en las que vendrán.

Hay más vida de la que parece a la sombra de las telecos

Por fortuna para nosotros, no todo es mercado minorista ni es cierto que el único modo de ser reconocible como actor en esta industria consista en vender telefonía móvil al consumidor. Por otra parte, en lo que concierne a la gestión del dato, es un negocio multimillonario y en crecimiento; si no existieran compañías como la nuestra, difícilmente se podría acelerar la digitalización con la que todos estamos de acuerdo. Por debajo, hay mucho negocio: desde las comunicaciones a medida hasta los espacios de trabajo digital o las nubes privadas. No veo coherente que algunos sostengan que, a menos que te dediques a la analítica, al big data o a la inteligencia artificial, no pintas nada en el mundo de los datos.

Los grandes operadores están en otras batallas […]

No estoy de acuerdo, los operadores van a por todas. Algunos espacios los llenan con soluciones que les aportamos nosotros.

¿Dónde reside la originalidad de Aire? ¿Hay competidores que cubran el mismo espacio de mercado?

De manera separada, son muchos. Hay competidores que únicamente prestan servicio de tránsito internacional, otros venden transporte de backbone, pero gente que lo haga teniendo como epicentro España y Portugal, creo que no hay más. En las adyacencias del cloud, hay muchos incumbentes, bien conocidos, pero que ofrezcan datos en proximidad, no veo la competencia. En cuanto a las comunicaciones unificadas, hay quienes hacen negocio, pero no son muchos los que tienen nuestra capacidad de sinergia

En todo caso, ¿cómo diferenciarse?

Llevamos muchos años desarrollando nuestro modelo de negocio. Ahora mismo, tenemos un proyecto de datacenter en A Coruña, otro en Bilbao, estamos terminando el de Málaga y el de Talavera de la Reina. Acabamos de inaugurar Zaragoza y estamos montando una segunda sala en Madrid y más en Valencia; en Alicante, hemos completado la segunda ampliación y en Murcia ya está casi terminado el segundo centro de datos. Somos complementarios, no competidores de Interxion ni tampoco de Data4.

Entiendo la dedicación de Aire a la fibra, pero extraña su ausencia en radio. Ya sé que Fixed Wireless no es en Europa una opción muy apetecible, pero tal vez encajaría en ciertos proyectos como los que ha comentado antes.

Encaja y para algún proyecto de empresa estamos haciendo cosas. Disponemos de frecuencias de 2,6 GHz derivadas de la fusión entre Orange y Jazztel, pero el sector como tal no muestra interés en esa tecnología: es una banda en movilidad que se puede extrapolar para proyectos de IoT […]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2022 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons