publicidad
  4/05/2011

Windows necesita un recambio

Se puede contar la noticia de dos maneras. 1) pese a una caída del más del 4% en las ventas de Windows 7, los resultados trimestrales de Microsoft han sido mejores que las estimaciones de analistas. O 2) pese a derrotar a los analistas con unos resultados excelentes, lo que destaca es la caída de más del 4% en las ventas de Windows 7. El producto estrella de la compañía ha sido víctima del descenso en las ventas de PC, que Peter Klein, chief financial officer, estima en un 8% y atribuye en parte al auge de las tabletas entre los consumidores. Klein se atrinchera en la reanudación del ciclo de gasto informático de las empresas, y promete un brillante final del ejercicio.

La otra vaca lechera en el establo de Microsoft, Office, parece darle la razón, con un aumento del 21% en las ventas y del 24,5% en el beneficio operativo. Al parecer, Office 2010 es la versión que más rápidamente se ha vendido en la historia del producto. Lo mismo se ha dicho de Windows 7, que en año y medio de existencia ha vendido 350 millones de unidades, y a finales de 2011 – según una proyección de Gartner – alcanzará una cuota del 43% en el parque instalado de PC (aunque seguirá sin desbancar a Windows XP, que en octubre cumplirá diez años).

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Aparte de Office, la merma en las ventas del sistema operativo ha sido compensada por dos divisiones en alza: Server & Tools, gracias a la progresión de Windows Server 2008 R2, y Entertainment & Devices, que recoge el éxito de la Xbox 360 y, sobre todo, el boom de Kinect (se han vendido 2,5 millones de unidades en el trimestre). Hay otra mancha que no es nueva, en las cuentas trimestrales: Online Services ha subido un 14% en ingresos, pero al precio de bajar un 2% sus beneficios operativos.

El desencuentro entre Microsoft y Wall Street es sorprendente. La compañía lleva seis trimestres consecutivos derrotando las previsiones de los analistas bursátiles, y por el camino ha batido algún record, pero es un hecho que en los últimos doce meses su acción ha perdido un 12% de su valor, mientras el índice Nasdaq ganaba 18%.

Transcurridos nueve meses de su año fiscal 2011, los resultados hasta la fecha son más que decentes en el actual contexto económico. La compañía ha decidido no anticipar previsiones, pero por alguna razón no consigue convencer. Y esa razón no es otra que la obsesión por compararla con Apple. En 2010, Apple superó a Microsoft en capitalización bursátil, y en el primer trimestre de 2011 la ha superado también en beneficio: 5.990 millones contra 5.232 millones. La comparación adquiere sentido si se recuerda que hace dos años la proporción era 2:1 en favor de Microsoft. Aún hay más: corre el riesgo de perder también el segundo puesto, a manos de IBM.

Aunque parezca abusivo centrarse en un solo producto, es difícil imaginar a Microsoft sin Windows. Los ingresos generados por Windows 7 en el primer trimestre han sido los más bajos desde su salida al mercado en octubre de 2009, y esto induce a pensar que no todo el problema se debe al repliegue de los PC. Circulan muchos rumores acerca de Windows 8, y el propio Steve Ballmer abrió la espita en enero (aunque sin darle ese nombre), al anunciar que la próxima versión de Windows será compatible con la arquitectura de procesadores ARM, y podrá usarse en futuras tabletas.

Aparte de la convulsión que supone el distanciarse de Intel, si Microsoft mantiene su trayectoria, Windows 8 no estaría en el mercado antes de mediados de 2012 (tres años después de su antecesor). Puede que algo más se sepa durante la conferencia de desarrolladores de septiembre. O antes, porque hay prisa.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2022 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons