10/11/2022

Nutanix se quiere y se deja querer

Nutanix pasa por un buen momento, que ya es decir en estos tiempos de confusión. Se ha recuperado del bache bursátil de finales de junio y su negocio ha mejorado sin hacer ruido, desde que Rajiv Ramaswami tomara el timón de la compañía y pusiera orden en la oferta después de una fase de ansiedad que precedió la retirada de su fundador, Dheeraj Pandey. El antecedente importa cuando los analistas vislumbran – al fin – un horizonte de rentabilidad. Conviene no engañarse: su proyección actual tiene mucho que ver con la recurrencia de los rumores acerca de su posible adquisición por algún gigante del sector.

Rajiv Ramaswami

publicidad

La trayectoria de Nutanix ha sido una travesía complicada. Los pronósticos optimistas que Pandey exponía para 2023, no sirven como referencia cuando el año fiscal 2022 se ha cerrado en julio con un EBITDA negativo. Un mes después, en agosto, la compañía revelaba sus previsiones para el primer trimestre del nuevo ejercicio, con una horquilla muy estrecha de facturación, entre 410 y 415 millones de dólares en la que destaca la tendencia ascendente de los ingresos por suscripción.

Cerró el año fiscal con una facturación de 1.580 millones de dólares (+13%). Tras el cambio de modelo de negocio, favorable a los ingresos recurrentes (ARR), es reseñable que hayan crecido un 37% rompiendo la barrera del millar de millones. De confirmarse un aumento de otro 12% en la facturación (1.780 millones) hasta julio del año que viene, sería una buena noticia para los accionistas, incluso para aquellos que están pensando que es el momento de entregarse a un comprador.

El impacto de los despidos anunciados en agosto debería hacerse notar en el primer trimestre, rebajando un 4% los costes operativos. En cambio, Ramaswami promete no disminuir un ápice el desembolso en I+D, que de hecho aumentó un 6% en el último cerrado en julio.

Los analistas le han dado muchas vueltas a estas cifras, llegando a la conclusión de que las posibilidades de crecimiento están limitadas por la persistencia de la cadena de suministro que afectan a la industria. A favor juega una demanda de infraestructura hiperconvergente (HCI), que no desfallece. En cualquier caso, el disciplinado Ramaswami sabe que tendrá que combinar una contracción de las partidas de opex con la maximización del rendimiento de su fuerza de ventas.

Ramaswami no se prodiga con los medios, pero la CFO de Nutanix, Rukmini Sivaraman, fichada en mayo procedente de Goldman Sachs [no es un detalle ocioso] no esconde su satisfacción. Destaca la buena salud  del modelo de suscripción, con altísima ratio de renovaciones.

El mayor competidor es VMware, anterior empleador de Ramaswami. Es discutible que las circunstancias de esta, en vías de ser absorbida por Broadcom redunde en una ventaja competitiva para Nutanix. Según informes de IDC, VMware tendría una cuota del 43% del mercado de HCI mientras Nutanix no pasa del 27%. La estadística puede ser engañosa, porque en el primer caso mide hardware y software, mientras Nutanix ha renunciado hace tiempo a vender hardware.

Comoquiera que sea ese balance, los analistas coinciden en que Nutanix tiene por delante una fase de incremento. Su tecnología – dicen – encaja en organizaciones de todo tamaño que busquen aunar un hipervisor con un almacenamiento robusto y de fácil gestión. Aunque su concepto de la hiperconvergencia difiere por una menor desagregación de la que practican los grandes proveedores de servicios cloud, Nutanix declara que sigue ganando clientes.

La compañía que dirige Ramaswami lleva cuatro trimestres consecutivos de crecimiento de ingresos, aunque en el último año fiscal con pérdidas de 778 millones. Con estas credenciales para lo bueno y lo malo y con una capitalización bursátil accesible (6.100 millones de dólares), Nutanix se ha convertido en objeto de deseo: la prueba es que la acción se ha revalorizado un 20% en los últimos treinta días. Entra en lo posible que la firma de inversión Bain Capital, que en 2020 inyectó 750 millones de dólares en forma de deuda convertible, esté pensando en retirarse al acabar su compromiso.

El detonante de las murmuraciones ha sido un artículo en el Wall Street Journal que mencionaba al menos tres candidatas a presentar una oferta de compra: IBM, Cisco y HPE. No deja de ser una especulación, pero no sería descabellado porque con ellas hay sinergias interesantes.

Hace casi seis años, HPE compró Simplivity para llenar el espacio de hiperconvergencia en su catálogo y poco después Cisco siguió la misma senda al adquirir dos empresas menores, Springpath y Skyport, aunque no tardaría en rendirse a la evidencia: hoy la mayor parte de las instalaciones hiperconvergentes de esta compañía se basan en el software de Nutanix. Lo mismo sucede con IBM, aunque la integración con RedHat ha alterado el paisaje. Con los años,  HPE acabó arrinconando su compra y estrechó sus vínculos con, pero ninguno llegó a más. Otros socios habituales son Huawei – descartable por razones obvias – y Lenovo, que pasa por ser el mayor partner de hardware desde que Nutanix se ha especializado exclusivamente en software.

En teoría, otros actores que podrían perfilarse como compradores posibles son dos hyperscalers: Amazon Web Services y Google Cloud, a los que Nutanix brinda la posibilidad de ofrecer entornos más compactos en una aproximación a la nube hibrida. Por supuesto, podría sumarse al banquete alguna gestora de fondos privados, pero el horno no está para bollos en los últimos tiempos y Nutanix no es de esa clase de empresas de software que necesitan una cura de carnicero para venderlas más adelante.

A decir verdad, no es la primera vez que Nutanix es cortejada. De hecho, en 2016, antes de optar por la salida a bolsa, Pandey recibió ofertas de compra de Cisco y HPE.

Aunque el rumor que recoge el diario neoyorquino parece sólido, el tiempo pasa y la prima que un comprador debería pagar por Nutanix sube. Ya no vale en bolsa los 9.000 millones del 2018, pero ha dejado atrás los 3.000 milllones que rozó al principio del pasado verano. En ese momento pudo haber sido una ganga y tal vez a esto provocó interés en echar a rodar el bulo. Toca esperar la conferencia de resultados del primer trimestre del nuevo año fiscal, a finales de este mes.

[informe de David Bollero]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2022 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons