publicidad
  1/08/2022

David Valero

Director de Merchant Services de Worldline España

Acerca del futuro del dinero hay opiniones (y fantasías) para todos los gustos, por no hablar de intereses creados. La realidad contante y sonante dice que los pagos digitales han ganado terreno sobre el efectivo, aunque lejos de ser una amenaza real. También indica que el comercio electrónico crece imparable, pero los pagos que se originan en la venta física ganan con mucha ventaja a las transacciones puramente online. En pocas palabras: los pagos digitales simplifican la vida de los ciudadanos, no hay duda, pero para que esto ocurra y los beneficiarios lo perciban así, han de intervenir una cantidad de actores de cuya existencia el usuario común apenas se ha enterado.

David Valero

publicidad

Esta era la premisa de la conversación con David Valero Compte, director Merchant Services de Worldline, división que contribuye con el 70% a los ingresos totales de la compañía. En el primer semestre de 2022, han sido, respectivamente, 1.378 y 2.020 millones de euros (12,6% de aumento interanual) y el beneficio neto de 213 millones de euros.

El total de transacciones en las que ha intervenido Worldline alcanzó los 22.000 millones atendiendo 1,2 millones de comercios. La compañía sigue adelante con un plan estratégico que ha supuesto la adquisición en pocos meses de las empresas Axepta (Italia), Eurobank (Grecia) y ANZ Bank (Australia).

En palabras de Gilles Grapinet, CEO del grupo, la aceleración de la rama Merchant Services “refleja los progresos competitivos que hemos hecho en los pasados dieciocho meses, desde la incorporación de Ingenico”. Sin embargo, Wordline prepara la inminente salida de esta empresa, una vez asimiladas las actividades que le interesaban.

Antes de entrar en materia, sería útil explicar la cadena de valor de este mercado. Luego podremos entrar en el espacio que ocupa Worldline […]

Muy bien. Para empezar, si partimos del usuario, titular de una tarjeta, la utiliza para pagar a un merchant [comercio sería la traducción al español, pero no es representativa, ya que puede tratarse de una aerolínea, de un hotel o de un proveedor de servicios online, un universo variado] y el importe se cargará en la cuenta bancaria que haya designado a ese efecto. Sin embargo, no se trata de un flujo bilateral directo entre las partes. El merchant tiene detrás una figura peculiar, que llamamos adquirente y que no suele ser el banco emisor de la tarjeta, pero que actúa como mediador entre ellas. Al final, esto nos lleva a la existencia de unas redes – de las que Mastercard y Visa son las más conocidas – que denominamos esquemas. El diagrama se configura como un modelo de cuatro esquinas y ha estado vigente por décadas, pero se ha ido complicando.

[…] han aparecido otras figuras

El modelo de cuatro esquinas no ha variado, sino que se enriquece con otros actores. Por ejemplo, Ingenico, que se fusionó con Worldline en 2020 y se ocupa de una capa de aceptación o habilitación [enablement, en inglés] que técnicamente es un enrutado que puede canalizar la operación a otro interlocutor no bancario, como puede ser PayPal […] En origen, Ingenico era un fabricante de terminales, que empezó a comprar soluciones de aceptación en Francia y en España: adquirió First Data en 2010 y años después absorbió la división de pagos de IECISA. Se integró en Worldline en 2020, pero en 2022 se ha llegado a un acuerdo por el que la actividad de terminales punto de venta será adquirida por el fondo estadounidense Apollo.

¿Cuál es el papel de Redsys? ¿Es una originalidad española o un modelo para otros países?

Hace las veces de esquema internacional de la red bancaria española y como tal se coloca entre los adquirentes locales y los bancos emisores. Lo que desde fuera puede verse como una complicación, en realidad tiene como finalidad última una reducción de los costes de procesamiento. Y no es una rareza: en Francia funciona un esquema local que, como Redsys, tiene como finalidad facilitar la vida a sus dueños, los bancos, aunque no a todo el mundo le gusta este grado de centralización. En el caso español, lo que hace nuestra tecnología es coger la tarjeta de pago y, según la marca de que se trate, indicar a Redsys a qué banco enviarla. No obstante, hay   merchants que, por sus propias razones, quieren tener un adquirente como backup y eso es lo que hace Worldline, con la ventaja de que les damos cobertura internacional.

Llegados a este punto, deberíamos hablar de Worldline […]

Podríamos rastrear una historia anterior en Francia, pero la actual Worldline nace dentro del grupo Atos y crece como entidad independiente con la voluntad de ganar tamaño de manera orgánica e inorgánica, como se puede apreciar en las adquisiciones que ha hecho durante años. El tamaño es importante, porque somos un actor tecnológico y al mismo tiempo un adquirente que proporciona a los merchants acceso a los esquemas. ¿Quieren aceptar Visa? Les ayudamos. ¿Quieren aceptar Bizum? Les ayudamos. Etcétera.

¿Qué implica para Worldline una facturación de 4.000 millones de euros, la cifra estimada para este año fiscal?

Implica ser líder europeo por volumen de transacciones gestionadas: 22.000 millones de movimientos. A la vez, ser el cuarto a escala mundial, detrás de las estadounidenses FIS, FiServ y Global Payments. Como he dicho, pretendemos seguir creciendo en tamaño con esa personalidad dual porque, en este mundo globalizado, tener presencia local es esencial.

Así dicho, suena a concentración […] O tal vez a atomización

No estoy en condiciones de pronosticar […] pero me inclino por pensar que las dos están en la agenda. Esta partida se jugará entre americanos y europeos, porque, de momento, no hay a la vista ningún competidor chino relevante fuera de su país. ¿Por qué digo que puede haber concentración y atomización al mismo tiempo? Supongamos que tengo una Visa con la que puedo pagar en todas partes; me cuentan que PayPal está muy bien o me dicen que alguien impulsa el concepto BNPL. Supongamos que quiero probarlos, pero no he tenido en cuenta la fuerza que tienen los bancos en defensa de sus intereses […] Si me apura, diría que la tendencia más potente sería la concentración.

¿Por qué lo dice?

Porque, siendo necesario tener presencia en el mayor número de países, los núcleos en cada uno tienen necesidad de ser abiertos, ya que seguirá habiendo actores ´de nicho` a los que integrar en la solución que ofreces al comerciante. De momento, lo que están haciendo los grandes es tomar posiciones e ir ganando tamaño localmente e integrarse verticalmente. Tratan de tener una capa tecnológica y una de adquirencia; en esencia, es la estrategia que sigue Worldline con su racha de adquisiciones: queremos poner énfasis en los servicios

Imagino que es lo que buscan los usuarios

Claro. Lo que intentamos es que el pago se ejecute sin fricción y que sea lo más transparente que se pueda. Guste o no, el modelo de Amazon resulta revelador de las tendencias del mercado. En su portal, tiene conectada una pasarela de pagos basada en el concepto de tokenización: se guarda mi tarjeta, pero codificada con unos estándares de seguridad fortísimos, para evitar que yo tenga que meter los datos cada vez.

El código QR es una tendencia en países cuya infraestructura es débil

Diría que en cualquier parte. Hay países que se están saltando la tarjeta igual que se saltaron el teléfono fijo: sólo quieren pagos por móvil. No es en realidad un modelo distinto, pero introduce un actor distinto como ya ocurre con Apple Pay, gracias a la fidelidad de los usuarios de la marca.

¿El protocolo de comunicaciones es estándar?

Es otra tendencia, la propensión a estandarizarlas. En España, el terminal de la tienda tiene un protocolo controlado por Redsys, de modo que nadie pueda quitar su terminal y cambiarlo por otro. Se intenta implantar una norma ISO, pero no necesariamente los bancos están interesados en esa evolución. De hecho, ya existen estándares europeos que usamos con el nombre Nexo, que nuestra pasarela utiliza para los pagos, pero no es el único ni todo el mundo lo tiene habilitado.

[…] Al menos es un paso adelante 

Si en Europa vamos avanzando, se debe a las elevadas exigencias de seguridad. En el caso de Worldline, lo que ofrecemos es una pareja de baile: una parte de enrutamiento y otra de adquirencia (sic); es decir un servicio más tecnológico y otro más financiero.

¿Es la combinación habitual?

En España, nuestro negocio de adquirencia está limitado por la existencia de Redsys, pero tenemos clientes globales, como uno con marcas de lujo, que trabajan con la adquirencia de Worldline en todo el mundo: firman un solo contrato con Worldline y para sus ventas en España no necesitan a Redsys […] Otro caso interesante es el de Ikea, que nos pidió desarrollar para ellos una solución específica que no es idéntica a la tienen contratada con nosotros en Francia ni tampoco la que usan en Suecia y Noruega. Lo que quiero señalar con estos ejemplos es que, incluso para empresas tan globales, los rasgos específicos son muy relevantes. Y para Worldline, es una razón por la que, siendo una compañía global, respeta los esquemas locales en Portugal, Italia o en Bélgica, por citar tres ejemplos.

Bizum tiene un tirón muy fuerte en España y en ciertos segmentos de la población. ¿Cómo se integra en la propuesta de Worldline?

Integrando Bizum en nuestra pasarela. Redsys, que es quien manda en España, aún no ha decidido cómo se haría el pago en un terminal, por lo que para algunos comercios de cierta envergadura se hace difícil cuadrar la caja con este medio de pago. En cambio, el protocolo está definido para los pagos online. Esa es otra tendencia reseñable: antes, los mundos online y store iban por vías separadas en las soluciones de pago […] Ahora no se concibe que un proveedor no sea capaz de jugar en canales múltiples o que no ofrezca moverse de uno a otro con un elemento común. Esta es una evolución hacia el comercio unificado.

Ha mencionado BNPL [Buy Now Pay Later] Se habla mucho de esta nueva modalidad, pero ¿está tan extendida como sugiere el ruido?

Funciona como un elemento de financiación complementario. El primer pago suele hacerse contra una tarjeta y luego se asume un riesgo, por lo que sigue siendo necesario tener abierta una cuenta. Se rentabiliza con el cobro de un interés, y el comercio paga una comisión porque ofrece ese servicio como gancho a su clientela: se supone que un sistema BNPL atrae más clientes. Lo que nosotros ofrecemos al comercio es que todas las transacciones, sean con quien sean, pasan por nuestros sistemas y que tiene a su disposición un portal con toda la información integrada para la conciliación con los bancos

[…] ¿Sin que la adquirencia sea una condición?

Somos flexibles. Tenemos lo que llamamos adquirencia a la carta. Como referencia, añadiré que hemos cerrado un acuerdo con un gran actor del mundo de la moda, para 26 países y en todos van a usar la misma pasarela

¿Han desembarcado las criptomonedas en los medios de pago?

El dibujo de las criptomonedas también tiene cuatro esquinas [risas]. Hay una tendencia en el mundo de los pagos a aceptarlas en determinados rangos de alto precio nominal. No es normal que alguien pueda pagar un reloj de 70.000 euros con su tarjeta Visa, por alto que sea el límite. Ya tenemos una solución para eso, pero el problema es pasar la transacción a una moneda fiduciaria: el cliente dice al merchant con qué criptomoneda quiere pagar y este se conecta con un elemento intermedio que hace la conversión […] el usuario tira de su app de criptomoneda, genera un QR y se genera el proceso de aprobación.

No me creo que sea así de fácil

[risas] No es fácil. La transacción nos llega a nosotros, que somos el adquirente, como si fuera algo normal, pero no lo es en un sentido: tiene que completarse en 10 segundos, tiempo que dura el precio. ¿Hay mercado? Sí, pero no está muy claro con la volatilidad que venimos observando.

Propongo cerrar con un resumen de la estructura y la estrategia de  Worldline […]

Tenemos diferentes líneas de negocio, una de las cuales es Merchant Services, que yo dirijo en España y que representa el 70% de los ingresos de Worldline. Hay otra división que da servicio a los bancos y pesa más o menos un 20% del negocio total. Otra parte se denomina MTS (Mobility Transactional Services) con el 10% restante y se dedica al desarrollo de soluciones tecnológicas avanzadas. Como he dicho, teníamos otra de terminales, que en los próximos meses saldrá de la compañía. En cuanto a la estrategia, me repetiré: la vocación de Worldline es dar atención global a los clientes locales y prestar servicio local a los clientes internacionales. Creo que debo resaltar el crecimiento de las transacciones intangibles, un ejemplo de las cuales es un importante cliente, Airbnb. Es importante porque en algún momento tendremos que estar en condiciones para conectar ambos mundos con una solución única.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2022 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons