publicidad
  24/05/2013

Miguel Ángel García

Country Manager Iberia, Riverbed Technology

Fundada en 2002, Riverbed Technology se autodefine como the application performance company, expresión que literalmente parecería no abarcar la gama de productos de su oferta. El eje de su actividad es la optimización WAN y en esta medida se puede adscribir al sector del networking; pero tampoco haría honor a la singularidad de su negocio. La compra, a finales del 2012, de la empresa Opnet, le permite reforzarse con una línea de productos adyacentes y superar los 1.000 millones de dólares de facturación en el actual año fiscal. Necesariamente, la charla con Miguel Ángel García, director general para España y Portugal, tenía que empezar por la descripción del modelo de negocio.

Miguel Ángel García

Miguel Ángel García

Prácticamente toda la industria está girando ahora su oferta en torno a las respectivas visiones de la transformación del datacenter. ¿Cuál es la posición de Riverbed?

Hay varias tendencias que convergen y meten presión a los responsables de TI para adaptar sus infraestructuras. Lo que aportamos los fabricantes, tanto nosotros como los competidores, son nuevas soluciones en entornos como la virtualización, para trabajar con el propio dispositivo, etcétera. Esto, que es fácil decirlo, a la hora de bajar a la realidad de las empresas hace aparecer una serie de inconvenientes. Lo que tratamos de hacer desde Riverbed es ayudar a los responsables de TI a conseguir el enganche con los clientes, con los partners, con los empleados, para que el acceso a todas las aplicaciones desde cualquier sitio y en cualquier momento sea posible […] manteniendo las premisas que pregonan todos los fabricantes: fiabilidad, reducción de costes… en este sentido, hacemos que la transformación del datacenter sea lo menos costosa y lo más rápida posible […]

No quisiera ser impertinente, pero no veo la diferencia con el discurso del resto de la industria. ¿Qué distingue a Riverbed?

Lo que encontramos es que, en un entorno especialmente difícil como el español en estos momentos, el mercado interno no está para muchas alegría, y  muchas empresas, y digo muchas, se ven impulsadas a salir fuera, a buscar nuevos mercados y nuevos proyectos, a buscar clientes en otras geografías, pero a la vez quieren mantener sus infraestructuras controladas y, a ser posible, aquí en España, aprovechando lo que tienen y sin tener que replicar centros de datos allá donde van a operar.

Y eso plantea un nuevo escenario […]

En el que necesitan mantener una infraestructura de TI funcionando a unos costes lo más bajos que se pueda, sin tener que multiplicar esfuerzos. Nuestro mensaje es el siguiente: ¿cómo hacemos para que nuestros clientes aprovechen lo que tienen, sin necesidad de montar nuevos entornos y nuevas aplicaciones para nuevas sedes? Ahí es donde entran nuestras soluciones de optimización WAN, que permiten que los usuarios remotos accedan a recursos centralizados sin que la red sea un obstáculo. Porque la red introduce factores como latencias, anchos de banda que no son los esperados, y esto es una dificultad cuando se trata de funcionar en condiciones de dispersión geográfica. Hay problemas de lentitud de las aplicaciones […]

¿Por antigüedad?

No tanto por la antigüedad de las aplicaciones, sino porque cuando a la red se le pone una aplicación que está pensada para trabajar en una LAN y se le pide que funcione en una WAN,  no va a la misma velocidad, provoca problemas para mantener funcionando infraestructuras distribuídas, de aplicaciones y de almacenamiento […] hay que atravesar no sé cuántas redes, y se pierde la visibilidad. Esto es algo que nos diferencia de lo que proponen otros fabricantes: nuestras soluciones van dirigidas a resolver problemas de rendimiento en un mundo cada vez más complejo y heterogéneo, abierto o de nube, como se quiera llamarlo.

¿Por qué menciona específicamente el almacenamiento distribuído?

Porque una de las cosas que descubres, es que en almacenamiento no ha habido tradicionalmente soluciones que permitan que todo funcione en una WAN. Nos encontramos con empresas que tienen almacenamiento en sedes remotas, y el problema no es tanto dónde se encuentra la cabina, el problema es cómo hacer backup, cómo gestionar, cómo resolver la seguridad. […] Pones tus datos en un país con riesgo, bien sea físico por inundaciones, terremotos o incendios, o bien social, donde el gobierno se puede llevar tus discos con tus datos […] Entonces, nosotros lanzamos soluciones que permiten, desde un almacenamiento consolidado, asignarlo a sedes remotas sin que la red sea un obstáculo.

¿Cuál es la ventaja para los clientes?

Que consiguen no tener que llevar esos almacenamientos remotos, no tener que preocuparse del backup o de la seguridad. Y como son soluciones de índole muy práctica, han sido bien recibidas por el mercado, y nos permiten construir una plataforma bastante coherente […] Trabajamos para integrar todas las piezas entre sí, y que por ejemplo las soluciones de monitorización puedan analizar entornos optimizados o entornos balanceados, y aportar proactivamente información de cuál es el estado de la red y de las aplicaciones.

Pero una plataforma tiende a venderse como un paquete, y esto tiene que ver con las alianzas o los socios que cada uno busca […]

En la medida que una empresa crece, es inevitable que pise algún pie, pero al final la disyuntiva es si quieres crecer o no, y por eso tiene todo el sentido defender tus propias propuestas. Creo que Riverbed siempre ha dado importancia a sus alianzas, más que otros fabricantes, quizá porque nuestras soluciones no son el core de ninguna infraestructura; nos vemos como algo colateral que hace que otras arquitecturas funcionen bien.

En concreto, ¿cuáles son esas alianzas?

Desde que empezamos con la optimización WAN, hemos tenido excelentes relaciones con Microsoft o con IBM, que lanzaban aplicaciones, un Lotus Notes por ejemplo, que funcionaban bien en un entorno LAN pero que también les interesaba que funcionaran en una WAN. Esto nos ha permitido conocer bien sus aplicaciones, y optimizarlas. A medida que el sector evolucionó, también lo hicieron nuestras alianzas, y por eso tenemos tan buena relación con VMware, que nos permite ofrecer entornos de optimización de arquitecturas virtualizadas o ser capaces de monitorizar redes definidas por software […] Y cuando se trata de lo que antes decía sobre el almacenamiento distribuído, pues tenemos que trabajar con EMC, con NetApp, etc. ¿Por qué? Porque ellos también están interesados en que su almacenamiento centralizado, que tiene unas capacidades tecnológicamente muy avanzadas – mucho más que el de una pequeña sede remota – sea capaz de justificarse en estos entornos.

Donde hay alianzas, siempre aparecen puntos o líneas de conflicto. ¿Cuáles son en el caso de Riverbed?

Desde el papel de liderazgo que el mercado nos asigna en la optimización WAN, muchas veces nos ha tocado definir por dónde ha de evolucionar el mercado, y esto puede meternos en jardines. La diferencia con algunos competidores es que nosotros venimos de hacer esto, y hacemos esto, mientras que ellos, o la mayoría de ellos, vienen de hacer otras cosas y en un momento dado dicen ´yo también puedo hacer optimización`. Pero cuando comparamos, nos sentimos cómodos: el cuadrante de Gartner en esta categoría está lleno de nombres que vienen de otros mundos, pero nosotros estamos en el lugar de líderes que nos hemos ganado a pulso.

¿Podría ilustrarme con una descripción de la oferta de Riverbed?

Tiene tres patas principales. Una es la tradicional, optimización WAN, que nos permite agilizar el funcionamiento de aplicaciones centralizadas, y a la que hemos ido incorporando aspectos como la consolidación de almacenamiento a la que me he referido antes. La segunda pata, por así decir, es una arquitectura que permite agilizar la entrega de aplicaciones desde el propio datacenter; y la tercera es una capa de monitorización que controla que todo funcione bien, identificar rápidamente los problemas y levantar alertas, saber dónde hace falta optimización y dónde no, qué está pasando con el flujo de aplicación que va por debajo.

¿Cuál es la suma de las tres patas?

Yo diría que con esas tres patas podemos aportar: primero, un conocimiento de qué está pasando en la red, y segundo dar soluciones para mejorarla y adaptarla a las necesidades de la empresa. Porque ahora mismo, insisto, el ámbito geográfico de las empresas es, como mínimo, indeterminado: ya no se puede decir así como así ´esta empresa es española` porque a lo mejor su negocio principal está en Brasil o en Medio Oriente. La coyuntura es tan dinámica que podemos decirle ´oye, no te preocupes, vete dónde quieras, que nosotros nos ocupamos de ponértelo fácil para que no impacte en tu infraestructura de TI`.

¿Qué cambia en Riverbed tras la adquisición de Opnet?

Probablemente lo más visible serán las soluciones de monitorización, porque Opnet ya tenía un negocio propio y grande, y ahora el objetivo es integrarlo… Riverbed tenía una solución muy buena para saber qué está pasando con las transacciones y si el problema estaba en la red o en los servidores, etcétera. Con Opnet incorporamos una solución muy buena de monitorización y visibilidad de la aplicación, de la percepción del usuario, podemos saber qué pasa desde que el usuario le da al clic hasta que la transacción llega a la base de datos.

¿Qué relación hay entre las actividades de Riverbed y la evolución del gasto en TI?

Uno de nuestros mensajes principales siempre ha sido el ahorro de costes. Al final, el objetivo de nuestras soluciones es minimizar la infraestructura, consolidar, sacar más provecho a lo que se tiene […] en este sentido no sé si me atrevería a decir que ayudamos a que se gaste menos en TI, pero somos un argumento de peso en los planteamientos de ahorro que se hacen las empresas.

¿En qué dirección sopla el viento de este mercado específico?

Con el escenario económico que tenemos, en el que tantas empresas se buscan las habichuelas fuera, a nosotros nos ayuda que las soluciones que ofrecemos tengan otra dimensión. Tomemos la ingeniería civil, por citar un sector. ¿Qué empresa se ha quedado trabajando exclusivamente en España? Ninguna. Todas están lanzadas a buscar proyectos en el Golfo, en Asia, en América Latina […] y de la mano de ese crecimiento, de esa expansión geográfica, nosotros aportamos mensajes interesantes sobre cómo aprovechar mejor la infraestructura que tienen en España, sin tener que replicar CPD, servidores, almacenamiento […]

¿Hay sectores más sensibles que otros a esas propuestas?

Desde un punto de vista objetivo, los más típicos son aquellos que están internacionalizando de manera más decidida. Ya he mencionado las de ingeniería, pero podría añadir las hoteleras o las de distribución, que son buenos clientes de nuestras soluciones.

Casi no ha aparecido la palabra nube, ¿tiene algo que decir sobre ella?

Me alegra que me haga esta pregunta [risas], porque lo que la nube trae es una mayor preponderancia de la WAN, unas mayores latencias en el acceso a las aplicaciones, incertidumbre en el ancho de banda en el datacenter – porque puede que no sepas dónde está tu datacenter. Desde nuestro punto de vista, se multiplican las necesidades de optimizar el acceso, y ahí creemos poder aportar mucho en entornos como Office 365 o Google Apps, en los que los usuarios acceden a un entorno de escritorio y no tienen visibilidad sobre el datacenter.

¿Qué soluciones propone Riverbed?

Podemos reducir tremendamente el volumen de datos que circula por la red, podemos agilizar el acceso a las aplicaciones. Hemos lanzado nuestras soluciones de optimización del almacenamiento de datos en nube pública y por tanto se ocupa menos nube. Y también tenemos propuestas para que los clientes puedan optimizar su acceso cuando ponen aplicaciones en nubes públicas tipo Amazon […] como líderes del mercado nos toca ser los primeros en lanzar determinadas soluciones… también en la nube.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2022 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons