publicidad
  12/07/2022

Iñigo Suárez

Gerente de Operaciones TI de SEAT

El nuevo paradigma de la industria de automoción se resume en cuatro letras: A saber: C de conectado, A de autónomo, S de servicios de movilidad y E de electrificación. Premisa de los cambios de estrategia a los que no escapa ningún fabricante. Trastocar un modelo de negocio que ha sido válido durante décadas – siete en el caso de SEAT – exige no sólo renovar  factorías, logística y red comercial sino, por consiguiente, de sus tecnologías de la información. “Necesitamos entender qué nos aportan IoT, la inteligencia artificial, la nube y el big data; acertar en su evolución” explica de inicio Iñigo Suárez, gerente de operaciones de TI de la compañía, controlada por el grupo Volkswagen.

Iñigo Suarez

publicidad

Como sabrá, hace ocho años entrevisté aquí en Martorell a su antecesor Gilberto Moura. Es un precedente para preguntar qué ha cambiado en las TI de SEAT desde entonces.  

Pues han cambiado unas cuantas cosas, lógicamente. Entre otras, como departamento de IT de SEAT vivimos una conversión muy importante en 2019, fundamentalmente con el objetivo de ser más rápidos, más ágiles en nuestra misión de apoyar a la compañía en la transformación industrial que estaba planteada. Como habilitadores de la digitalización, una de las decisiones más trascendentes que se tomaron en aquel momento fue la internalización del desarrollo de software.

[…] Por lo que recuerdo, se contrataba mucho externamente, como era usual en esta industria.

Correcto. Déjeme antes puntualizar que cuando hablamos de las IT en SEAT me estoy refiriendo a dos ramas que funcionan por separado, pero al unísono. Una es este departamento y la otra SEAT CODE, una estructura creada ante la necesidad de internalizar el software, con base en un diagnóstico: si queríamos ser rápidos y ágiles, la primera condición era estar en condiciones de desarrollar nosotros mismos el código.

¿Coincidiendo con qué cambios en la infraestructura?

Varios e importantes. Anteriormente, las TI de SEAT tenían las tres capas clásicas: computación, almacenamiento y redes, todo en el datacenter. Con la aparición de las nubes públicas, empezamos a movernos tímidamente hacia entornos híbridos multicloud. Una novedad importante, aunque como imaginará, en nuestra infraestructura tecnológica tenemos una gran cantidad de legacy. En consecuencia, durante décadas el software se ha ido desarrollando en función de los estándares de cada momento. No es el caso de CODE, que ha nacido directamente con su identidad cloud. Por lo tanto, la cuestión que se planteaba era la necesidad de combinar ambos mundos: el heredado y el nuevo. Para tener unas infraestructuras que posibiliten lo que buscamos, incluida la escalabilidad, actualmente estamos adaptando parte de lo antiguo a los nuevos entornos híbridos multicloud. Localmente, en nuestros datacenter, acabamos de desplegar infraestructura hiperconvergente […]

¿Con qué propósito?

Explicado someramente, ahora podemos tratar la infraestructura como código y en esta medida la HCI equivale a una nube privada, aunque no se la describa como tal […] Gracias a esto, ganamos en agilidad y escalabilidad, que al final se queda limitada como todo lo que es propiamente on-premise: para situaciones de alta demanda de recursos, optamos por un desbordamiento al cloud público, lo que tiene lógica puesto que avanzamos hacia la hibridez.

¿Qué papel asigna SEAT a la nube?

Desde nuestro punto de vista, el cloud público es idóneo cuando tienes una gran demanda de escalabilidad o fluctuaciones muy grandes, o tal vez en soluciones más distribuidas. No podemos olvidar el principio básico: SEAT es una empresa que diseña, desarrolla, fabrica y vende coches; cada una de estas facetas implica requerimientos muy concretos a las T.I. El diseño y el desarrollo, una gran capacidad de computación y almacenamiento. La producción, estabilidad, bajas latencias y precisión en la respuesta. La venta, aplicaciones con una clara orientación al cliente. En conjunto, quiere decir que deben convivir en nuestras infraestructuras T.I.

Una misma infraestructura con requerimientos distintos […]

El datacenter es el mismo y la HCI también, pero a partir de aquí entramos en los matices. En fábrica, tenemos aplicaciones dedicadas con soluciones específicas […] Ahí está la gracia: en independizar la aplicación de la infraestructura; cada una tiene su vida propia.

¿Qué se hace en SEAT y qué se hace en el grupo Volkswagen?

Lo que es estándar se hace en el grupo y vale para todas las filiales. Lo que tenemos aquí son las soluciones locales para necesidades específicas de cada marca. Una parte de la producción está estandarizada y en general tendemos a trabajar dentro del grupo en unas soluciones cuanto más homogéneas mejor, aunque con las personalizaciones necesarias.

¿Cómo se reparten las aplicaciones, ¿cuáles van directamente a la nube?

Las aplicaciones que se crean ahora mismo son cloud nativas, basadas en microservicios. En la parte de producción, depende del caso de uso: poner cada cosa donde tenga más sentido […] Una aplicación para la fábrica presenta grandes exigencias de latencia y de estabilidad, pero pocas veces requiere escalabilidad; siempre estará conectada, por lo que parece más razonable mantenerla on-premise. En cambio, si se trata de una app en la que hoy tenemos que atender mil clientes y mañana pueden ser un millón, ocurre lo contrario, no tiene sentido on-premise y es preferible llevarla a la nube.

Cuándo dice nube, ¿qué quiere decir exactamente?

En el cloud público, también trabajamos en proyectos muy innovadores como por ejemplo nuestro propio metaverso: es una solución compleja con grandes requerimientos de cómputo, escalabilidad, seguridad e integración con otras tecnologías como blockchain. Además de herramientas de trabajo colaborativas o de soluciones para desarrollar aplicaciones low code/non code.

La noción de multicloud implica otra, estar en disposición de mover  cargas de una a otra […]

Trabajamos con varios proveedores cloud, desde luego con los tres principales. Para cada caso de uso buscamos la mejor solución tecnológica, pero lo que no podemos hacer es combinar una con otra en un mismo caso de uso o funcionalidad. En SEAT, como en todo el grupo VW, tenemos unas reglas muy claras y el mejor ejemplo es que la Digital Production Platform nació en AWS y sigue creciendo en AWS.

[…] Una vez que se opta por una, hay que ser fieles a ella

Otro reto característico del modelo cloud es la flexibilidad, sin ese sesgo de cautividad que a veces asoma. No queremos ser cautivos: aprovechamos las ventajas de la nube sin que nos creen dependencias.

Hay dos áreas emergentes, las redes 5G y el edge computing […]

De momento, estamos empezando a desplegar 5G, pero todavía sin un concepto del todo definido. La ventaja del edge, para nosotros como para todo el mundo, se concentra fundamentalmente en el IoT: nos da la capacidad de llegar a muchos dispositivos y de recoger más datos de una manera más sencilla.

Nadie puede hacerlo de la noche a la mañana […]

Claro que es un cambio enorme, si lo comparamos con el paradigma de hace unos pocos años, en el que ponías un sensor y recogías información, pero tenías que hacer grandes inversiones a cambio de obtener resultados muy poco dinámicos. Ahora sí, podemos tener miles de dispositivos conectado a una red 5G con una latencia bajísima y una estabilidad que probablemente es similar a la de una red física.

¿Se ha acelerado la adopción del edge?

La virtud del edge reside en que aproxima la computación a donde antes no podíamos imaginar. Para los procesos muy críticos, como la toma de decisiones de un coche conectado, si tuviéramos que hacer el cálculo fuera del coche en un datacenter a kilómetros de distancia, seria imposible. Con el edge, traemos la computación on site y podemos tomar una decisión con una muy baja latencia. En una fábrica, hay muchísimos de esos procesos crítico en los que la cercanía de la computación resulta crucial y en los que se necesita contar con todos los dispositivos a la vez […] Bueno, a esto vamos a llegar poco a poco, porque un aspecto fundamental para SEAT es la integración con los proveedores. Tener el edge o el 5G nos facilita la conectividad. En este momento, la  comunicación que tenemos es fundamentalmente asíncrona […] El día en que tengamos esa capacidad de comunicarnos prácticamente en tiempo real con los proveedores, a través de redes públicas y con las latencias de 5G, pasaríamos a tener una comunicación síncrona. Deberíamos tener unos tiempos de reacción muy mejorados, no sólo más inmediatez en la comunicación, sino también más transparencia.

¿Cuál es la magnitud de IoT en una organización industrial como esta?

Tenemos algunos casos de uso, pequeños pero prometedores, en los que con un sencillo tráfico de datos obtenemos ventajas en la recogida de los datos, además de que los dispositivos son pequeños y las baterías duran más […]

Se habla mucho de las redes 5G privadas o industriales. Y la industria de automoción estaría en primera fila, a juzgar por el ejemplo alemán. En España, se dice que está al caer una modificación del cuadro nacional de frecuencias que recogería esa posibilidad.

Nos gustaría, claro que nos gustaría, que en España se decidiera lo mismo que en Alemania y se liberasen algunas bandas del espectro para uso privativo. Para SEAT, desde luego sería un concepto interesante […]

Me ha quedado pendiente una pregunta, disculpe. ¿Cuál es la relación entre SEAT y Amazon Web Services?

Los proyectos más emblemáticos que tenemos con AWS son la Digital Production Platform y Giravolta. Lo más destacable es el soporte que nos dan y todas las herramientas formativas […]

Últimamente me hablan mucho de arquitectura de datos. ¿Es una prioridad para SEAT?

No hay duda de que tenemos que pasar de un mundo de aplicaciones al mundo de los datos; es una necesidad palpable en cualquier organización y, por supuesto, también en SEAT. Entonces, el papel de este departamento es garantizar que los datos sean limpios, que se traten correctamente y que las unidades de negocio puedan tomar decisiones sea sobre esa base. Al mismo tiempo, ser facilitadores para que las decisiones de la compañía no se tomen silo por silo, sino que seamos capaces de agregarlos. Esto es lo que normalmente hace una compañía data driven.

[…] Una idea muy atractiva, pero ¿cómo se concreta en la práctica?

En SEAT, el mensaje corporativo define al dato como pieza clave en la transformación digital en marcha. Por esta razón, el mayor desafío que tenemos por delante es la capacitación digital: necesitamos gente con la capacidad para entender un datos y discernir si es bueno o malo […] A veces se frivoliza cuando se habla de que un dato es bueno: creemos que la clave está en que todo el mundo entienda lo mismo. Un desafío, ya digo. Es más sencillo tener personas que manejen aplicaciones que otras que entiendan en profundidad los datos almacenados […] El siguiente paso es vincular de esos datos con las necesidades de un proceso de negocio. Por fortuna, en SEAT tenemos nuestros propios recursos de capacitación, pero si pongo las cosas en perspectiva, reconozco que aún necesitamos crecer.

Una batalla central en esta industria es la del coche eléctrico y conectado, a la que debería suceder otra, la del coche autónomo. ¿En qué influyen el trabajo de este departamento?

Que la electrificación abre nuevos modelos de negocio, me parece evidente. Por consiguiente, la transformación a la que aspira esta fábrica con el nuevo coche eléctrico urbano resulta difícil de imaginar de puertas afuera. Cambiarán muchos procesos productivos y a nosotros nos toca, para eso estamos, garantizar que todos esos procesos funcionen. Al mismo tiempo, la relación con el cliente plantea necesidades muy diferentes, como la carga, que obviamente tiene detrás soluciones TI. Siempre en medio las TI [risas]

¿Esas soluciones también se han internalizado?

En parte, sí. No al 100%, pero mucho del software nuevo lo hacemos con la ayuda de CODE, sin excluir la ayuda de terceros.

Por lo que veo, volvemos al principio de la conversación, la sigla CASE [risas]

Cada una de esas letras conlleva procesos de negocio, efectivamente […] Tenemos modelos con mucha electrónica incorporada en el vehículo, que requieren más transmisión de datos y, por lo tanto, estos adquieren mayor relevancia. Pero también es imprescindible contar con más fiabilidad en el ancho de banda, con más estabilidad […] Si el software no se completa a tiempo o se descarga tarde, se para la línea de producción.

En ningún momento ha mencionado el coche autónomo. ¿Es una estrategia que se reserva el grupo Volkswagen?

En general, el coche autónomo no es una cuestión en la que SEAT ponga mucho foco, ahora mismo. En realidad, estamos más centrados en otras, como la digitalización. Luego, claro está, todos los procesos relacionados con la conectividad estarán presentes en el coche autónomo… cuando llegue.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2022 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons