publicidad
  24/01/2022

Douglas Vaz Benítez

Director General de Qualcomm en España

Cuando Steve Mollenkopf, entonces CEO y ahora chairman de Qualcomm, comprendió que más pronto que tarde perdería una parte del negocio con Apple, uno de sus mejores clientes, decidió acelerar sus planes de diversificación. Por supuesto, sin renunciar a la primacía de sus chips para smartphones, que generan la mitad de sus ingresos [en 2021, 16.830 de los 33.546 millones de dólares]. Un crecimiento del 42% en ingresos y del 74% en beneficio neto explican que la cotización esté en máximos históricos. Entretanto, ¿qué ha sido de la diversificación? Este mes, en el CES de Las Vegas, Cristiano Amon, el CEO actual, habló sobre todo de los acuerdos con la industria de automoción.

Douglas Vaz Benitez

publicidad

Ante la proximidad del Mobile World Congress, que abrirá sus puertas en Barcelona el 28 de febrero, parecía oportuno adelantar su cobertura con entrevistas a directivos del sector. A continuación, la conversación con  Douglas Vaz Benítez, responsable de Qualcomm en España, en la que se pasa revista a la actualidad de la compañía y sus ambiciosos planes.

Hay indicios de que la marca Snapdragon está adquiriendo un mayor protagonismo, hasta el punto de ser más conocida que el nombre de la empresa. ¿Es deliberado?

El conocimiento de la marca Snapdragon no ha dejado de crecer durante más de una década, especialmente en ciertos mercados donde Qualcomm ha lanzado campañas específicas, como China, Estados Unidos, Brasil, Gran Bretaña o Alemania. En cada uno medimos sistemáticamente el awareness y en todos está por encima del 50%: tenemos comprobado que más de la mitad de los consultados saben qué es Snapdragon y consideran que añade valor a sus dispositivos móviles.  La virtud de esta iniciativa es que Qualcomm ha empezado a relacionarse directamente con los consumidores.

¿Qué cambia en la práctica?

Que el mensaje ha dejado de ser Snapdragon by Qualcomm, para ser simplemente Snapdragon, con lo que nombre de la compañía pasa a ser ostensiblemente la marca para la relación B2B.

 ¿Qué hace la filial de Qualcomm en España, donde no hay industria de dispositivos que alimente el modelo B2B?

[…] Somos una empresa de telecomunicaciones y nuestra primera labor en España es relacionarnos con otras empresas del sector, empezando con operadores como Telefónica, Masmóvil o Cellnex y, de forma menos activa, con los no españoles presentes en el país a los que la compañía da soporte en sus países de origen, como ocurre en Francia o Gran Bretaña

¿Y qué hace Qualcomm con Telefónica, un operador que no está sólo en España? 

Entre otras cosas, ayudamos en la puesta en marcha de su red 5G, lo que significa garantizar que las frecuencias que va a implementar estarán soportadas en los teléfonos, algo muy natural en esta industria.

Se supone que esa garantía debe darla el fabricante del dispositivo […]

Sí, pero nosotros intervenimos desde mucho antes. Cuando se prevé una determinada combinación de frecuencias, es algo que depende del chip. Ahora está próxima la llegada de las ondas milimétricas y luego la subasta de 26 gigahercios, junto con la unificación de la banda de 3,5 más las que Telefónica tiene de LTE […] y todo tiene que ser soportado en el chip […]. El funcionamiento del móvil pasa por las funcionalidades del módem, que a su vez dependen de las del procesador.

Es el papel de Qualcomm de siempre; ¿en qué ha evolucionado?

Desde el punto de vista de lo que hacemos con Telefónica, como con los demás operadores, compartimos conocimiento y por otro lado son un canal que vende productos que incorporan nuestra tecnología, no sólo smartphones y PC sino una amplia gama de gafas de realidad aumentada, wearables, smart watches, etcétera.

Los smartphones son un componente fundamental de la cifra de negocio de Qualcomm, pero esta lleva años tratando de diversificar su modelo de negocio. ¿En qué punto se encuentra esa intención?

La parte que internamente llamamos mobil, todavía representa un 65% de los ingresos de la compañía. Si quiere verlo al revés, la diversificación ya es  35%. Un avance considerable.

Lo que quiere decir que la tecnología de Qualcomm se ofrece con una creciente pluralidad de usos y aplicaciones […]

Me gusta esa palabra: pluralidad. Qualcomm cuenta con una tecnología que históricamente ha estado mayormente en los móviles pero que, con el paso del tiempo, ha penetrado en los productos de otras industrias. Por su capacidad de procesamiento, pero también por la inteligencia artificial, la conectividad y el bajo consumo de energía. Varios verticales empezaron a interesarse en esa tecnología y entonces Qualcomm tomó la decisión de expandirse hacia otros canales. Asumimos un riesgo industrial, pero no es un riesgo tecnológico […]

¿Industrial pero no tecnológico? ¿Qué quiere decir?

La tecnología existe, porque está desarrollada, pero nos planteamos nuevos retos de mercado. Un ejemplo es la inteligencia artificial: empezamos por los sensores de huella digital y hoy somos el principal suministrador de sensores ultrasónicos. Hemos tenido éxito en extender las tecnologías que dominamos a nuevos canales. Por esto hemos formado cuatro unidades de negocio, además del negocio móvil, en el que hemos creado más divisiones, una de ellas la de radiofrecuencia, que está involucrada en proyectos de infraestructura […]

Por un momento supuse que se referiría a la automoción, un dominio nuevo para Qualcomm y no sólo para Qualcomm, pero que ha sido el eje de su presencia en el CES

Teníamos la parte de telemetría y ahora nos expandimos hacia nuevos aspectos de la automoción. Hace poco hemos introducido el concepto de chasis digital, que tiene cuatro componentes, de los que uno es la telemetría; los otros son la gestión de los sistemas de entretenimiento y la comunicación del coche con la nube [car-to-cloud]; por último, la conducción autónoma. La solución de chasis digital se vende integrada como paquete; hemos anunciado un nuevo modelo de Open en Europa, al poco tiempo otro de Peugeot y BMW nos ha asignado toda su plataforma de conducción de coches autónomos, que se vende por separado, pese a formar parte del paquete porque ahora un coche es un smartphone sobre ruedas: tiene pantalla, conexión cloud, sensores, cámaras… el parentesco es creciente. […] Se suma la capa de 5G con el CV2X, que es el estándar de comunicación del coche con cualquier cosa en su entorno.

[…] Qualcomm es un actor importante del mercado IoT

Muy importante. Una de las unidades de negocio, que llamamos connectivity networking, se ocupa de los proyectos con operadores de desarrollo de productos para el hogar de sus clientes; en esta misma unidad, somos el número uno del mundo con nuestros productos bluetooth. Luego está otra división que llamamos wearables & hearables, en la que entran los smarwatches y equipos de audio. Para darle una idea: hemos inventado un estándar de airpods inalámbricos que sincronizan el bluetooth con el móvil […]

Preguntaba por IoT

Es que internamente lo llamamos CSS, sigla de Connected Smart Systems. Decía que es muy importante por la dimensión de la relación con los fabricantes: son más de 15.000 clientes directos, cientos de miles de dispositivos distintos basados en Qualcomm, que suponen más de un millón de unidades vendidas cada día en el mercado mundial; este es un dato de hace dos años que no tengo actualizado.

Veo la lógica de la diversificación, pero ¿qué relación tiene con el auge de la digitalización?

[…] Hemos dado un paso bastante audaz al organizarnos en siete verticales y treinta casos de uso, con los que ponemos a disposición del mercado una gama de soluciones de extremo a extremo. A veces, se habla de digitalización pasando por alto que esta tiene un componente fundamental de hardware: ya puedes digitalizar tus procesos, que vas a necesitar un PC y un servidor […] Cuando hablamos de digitalizar un espacio – los Connected Spaces – además del hardware integramos un componente de software y otro de analytics. Qualcomm ha construido una solución de extremo a extremo llamada Smart Building, que está implantada en nuestras oficinas de San Diego. Y como este caso, también tenemos Smart Agriculture, Smart Education, Smart Hospitals y así hasta treinta casos de uso.

¿En qué fecha empezaron esos cambios y con qué objetivos?

Fue hace siete años: en un momento de mucha presión […] Qualcomm tuvo que reinventarse y no por primera vez, lo ha hecho unas cuantas veces desde su fundación. La estrategia de diversificación definida por nuestro CEO Cristiano Amon se apoya en varios pilares: debíamos ir hacia la automoción y los componentes de RF, nos lanzaríamos al mercado de computación dando pasos hacia los PC y los servidores […] Bueno, ahora que tenemos menos turbulencias, ya podemos acelerar esa estrategia.

La entrada en la computación ha sido complicada y durante un tiempo pareció condenada al fracaso. Pero Qualcomm ha mantenido la fe en la arquitectura ARM y la relación con Microsoft ha sobrevivido; asimismo, presume de tener una buena relación con Google […] No cualquiera tiene tantos amigos. ¿Han desaparecido las turbulencias?

[risas] El cielo nunca está completamente despejado, pero hemos hecho progresos interesantes y las señales son buenas. Qualcomm se asomó al mercado de los PC hace siete años y Microsoft ha entendido que no podía soslayar la arquitectura ARM sin pensárselo dos veces. Lógicamente, esta posición se ha reforzado cuando Apple ha migrado toda su arquitectura […] Del Analyst Day, el pasado noviembre, participó Satya Nadella para resaltar la calidad de la alianza estratégica entre Microsoft y Qualcomm.

En esa película hay otros actores, las marcas de PC, sin las cuales esa vía estaría prácticamente cegada […]

Lenovo, líder mundial del mercado de PC, ya tiene cinco productos en el mercado, fruto de haber apostado por Qualcomm desde el inicio con el procesador 835 que era nuestra primera generación y al mismo tiempo nuestra primera entrada al PC. También HP tiene un producto basado en Qualcomm y se esperan nuevos anuncios. Como sabrá, el Chromebook más vendido en España es de Acer y lleva procesador de Qualcomm. Ahora vamos a por la quinta generación con estas primeras marcas y también con Samsung. En el fondo, uno puede preguntarse por qué un PC no puede ser como un móvil.

¿Cree que el usuario final lo reconoce así?  

Está a punto de reconocerlo. Tal vez no todavía el usuario de laptops, pero es lo que busca una generación nueva […]

Las marcas buscan que se les reconozca el atributo de premium, pero la demanda presiona inequívocamente para que rebajen los precios. Esa corriente que introduce Qualcomm con su entrada en el mercado de laptops ¿tiende realmente a hacerlos más económicos?

Como regla general, la tendencia es entregar más por menos. La oferta de Qualcomm presenta distintas gamas de procesadores: el 7C es la baja y su sucesor es el 7C+, la gama media es el 8C y sube al 8CX. Ofrecemos altísima duración de la batería, buena capacidad de procesamiento, conectividad a Internet […] por ahora, 5G está sólo en la gama premium, pero empezará a bajar de precio, como todo en los móviles.

Hace un momento, al hablar de IoT, omitimos tocar su vertiente industrial

No voy a insistir en que Qualcomm es una empresa muy activa en IoT, ya lo he dicho. Tenemos alianzas con Bosch, Siemens y otros jugadores que protagonizan la transformación digital de la industria […] Aparte de lo más básico, que es el chip, estamos en la transformación inalámbrica de las fábricas, donde hay mucho por hacer ya que tradicionalmente han sido espacios cableados.

China fue una de esas turbulencias que Qualcomm ha soportado en los últimos años, tal vez la primera y más complicada. ¿En qué afecta en este momento el conflicto entre Estados Unidos y China?

Afortunadamente, la compañía salió muy fuerte de aquellos problemas: se han arreglado las cosas con el gobierno chino y se han firmado acuerdos de licencia con todos los fabricantes de móviles de ese país. O sea que la situación se ha normalizado: habilitamos el ecosistema chino y ayudamos a los clientes que quieran vender fuera de China.

Aun así, que las cosas se hayan normalizado no impide que el mercado chino sea un campo minado para una empresa estadounidense […] A pesar de las ilusiones que despertó inicialmente el presidente Biden, no se vislumbra un periodo de calma.

[…] Creemos que las actuaciones políticas son temporales y que Qualcomm tiene que pensar en un horizonte más largo, aunque lógicamente somos sensibles a las inquietudes del gobierno estadounidense y cumplimos sus normativas.

¿Cómo va afrontando Qualcomm la crisis de suministros en esta industria? No tiene fábricas propias, pero es vulnerable a todo lo no puede controlar […]

Es evidente que esta situación nos ha afectado a todos. Si Qualcomm ha podido navegar la crisis sin demasiado oleaje se debe en buena medida a que no tiene fábricas propias. Además, la mayor parte de los productos tienen nodos nuevos, lo que facilita las cosas […] Desde luego esa crisis nos ha afectado, aunque parece que el fin de año ha traído un poco de alivio.

¿Quiere decir que los problemas de suministro afectan más a los productos antiguos?

Sí, porque – dicho genéricamente – los problemas de capacidad fabril se concentran en la fabricación de wafers y cuando tienes nodos más pequeños puedes meter más chips en un wafer.

Las relaciones entre Qualcomm e Intel han mejorado mucho, tal vez porque desde que Apple prescinde de ambos tienen un motivo menos de fricción. ¿Es así?  

No exactamente. Primero, Apple sigue siendo un cliente muy importante de Qualcomm […] Además, la cuestión de rivalidades en esta industria tecnológica raramente lleva a rupturas; se puede competir y al mismo tiempo cooperar. Por ejemplo, Google ha desarrollado su propio chip, pero también usa los nuestros, por no hablar de Samsung, con la que tenemos acuerdos bien conocidos […]  Podemos permitirnos esa flexibilidad. De todos modos, insisto en que no piense en Qualcomm sólo a propósito de los smartphones.

No puedo evitarlo [risas] Muchos esperaban que 5G progresara más rápidamente de lo que refleja la estadística. ¿Cuál es el punto de vista de Qualcomm?

A todas luces, 5G está todavía en una fase temprana. Vienen varias olas de desarrollo que cambiarán la estadística. No obstante, ahora mismo, la mitad de los móviles que se venden en Europa ya son 5G. En España, en la temporada navideña se calculaba una proporción del 60% al 65%. Creo que todos podemos estar satisfechos de este ritmo de adopción.

[…] pero el 70% de los smartphones 5G se han vendido en China

Es cierto, y muchos de ellos llevan chips de Qualcomm. Admitamos que esa impaciencia de los comentaristas se deba a que todos hemos predicado una visión completa de 5G, cuando es una generación tecnológica que requiere una implementación por fases: se ha exaltado prematuramente la ganancia de velocidad, los  tiempos de respuesta, se ha hablado de coches autónomos, de cirugía remota y otras maravillas que necesitan tiempo para materializarse. Ahora estamos centrados en el ámbito del consumo, de la Internet móvil con más velocidad, ya vendrán las ondas milimétricas y el estándar SA, un poco más tarde Internet industrial, el 5G en los coches. A medida que estas capas se vayan montando, los desarrolladores empezarán a sacar sus productos al mercado. Para que 5G alcance su máximo esplendor, harán falta unos años.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2022 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons