publicidad
  6/07/2012

6Jul

La designación de António Coimbra como nuevo consejero delegado de la filial española de Vodafone ha tenido interpretaciones de alcance local, a mi modo de ver limitadas. Si en su día pudo parecer exótico traer un ejecutivo sudafricano para impulsar una polìtica comercial en el mercado español, no hay por qué extrañarse de que el responsable de Portugal sea trasladado a Madrid, sobre todo porque esto no altera la presidencia que conserva Francisco Román: la misión de Coimbra será la que Shameel Joosub deja inconclusa para volver a su país. Se me antoja pueril quedarnos en la dimensión ibérica de este movimiento; o se observa todo el tablero, o uno se pierde la jugada: Vodafone trata de imprimir otra lógica a su organización en Europa, y puede que acabe moviendo más fichas.

Rebobinemos. En abril, Vodafone vendió a Vivendi su participación en el operador francés SFR; al poco tiempo se anunciaba que Michel Combes, CEO de Vodafone Europa, dejaría su puesto para pasar a dirigir SFR tras el cambio de propiedad. Fue entonces cuando se abrió la posibilidad de segmentar los negocios continentales de Vodafone en dos bloques: norte (incluido UK) y sur (que incluye España, pero también Turquía). Del primer bloque se encargará el hasta ahora CEO de T-Mobile USA, Philipp Humm, y del segundo Paolo Bertoluzzo, que dirigía Vodafone Italia. Entretanto se desencadenaba un conflicto en Vivendi, que forzó la salida de su CEO, Jean-Bertrand Lévy, a quien se reprocha el haber pagado un precio demasiado alto por el paquete de SFR que no controlaba, precisamente cuando la competición en Francia se agudiza.

Hasta que se resuelva el enredo francés, la incorporación de Combes a SFR parece congelada, mientras Vivendi debate la eventual partición de sus proteicas actividades. Se ha informado de que Combes seguirá “varios meses” en Vodafone ayudando en la transición provocada por su dimisión. Hasta aquí, todo lo que sé, que no es mucho, pero lo suficiente para ver que la partida ha tomado un giro inesperado. No está de más recordar que aun siendo un operador global, el eje de gravedad de Vodafone sigue en Europa, donde obtiene el 70% de sus ingresos y el 45% de sus beneficios operativos.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2022 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons