publicidad
  17/01/2022

Norberto Mateos Carrascal

Director General de Intel Corp. España y Portugal

Quien acuda al buscador de este blog tecleando el binomio Intel+hoja de ruta, encontrará cinco entradas desde 2011 a 2020, reveladoras de una persecución incesante de la renovación estratégica por parte de Intel. La última, de marzo de este año daba cuenta del plan enunciado por Pat Gelsinger a poco de volver a la compañía ahora con galones de CEO. Es la referencia de la conversación con Norberto Mateos, director general de la filial de Intel para España y Portugal (a la vez que responsable de business consumption en la región EMEA). Ha sido una exhaustiva conversación entre dos personas que – además de compartir nombre de pila – llevaban demasiado tiempo esperando la ocasión del  reencuentro.

Norberto Mateos

publicidad

Tras el entusiasmo de los primeros días por el retorno de Pat Gelsinger han reaparecido los analistas escépticos. Admitamos que diez meses no son suficientes para juzgarlo, a menos que primen intereses creados, que los habrá […]   

Hasta hace muy poco, los inversores consideraban a Intel como una compañía value, como se conoce al modelo de gestión que prioriza el retorno financiero a través del dividendo y la recompra de acciones, merced a una elevada generación de cash flow. Es evidente que Pat Gelsinger le está dando una vuelta a esa concepción preferida por cierto tipo de accionista: Intel será en adelante una compañía growth y por lo tanto su prioridad serán las inversiones en fábricas […] Por supuesto, Intel seguirá pagando dividendos, pero que nadie espere una optimización puramente financiera.

¿Cómo describiría el cambio estratégico que ha impulsado el nuevo CEO desde mediados de febrero? 

Desde las primeras semanas anunció la estrategia IDM 2.0 [Integrated Device Manufacturing]. Actualmente, Intel es la única compañía integrada de esta industria: tiene arquitectura propia, diseña sus propios chips y los fabrica en fábricas de su propiedad. Antes de la llegada de Pat, los rumores bursátiles alentaban la partición de la compañía para maximizar su valor financiero, Pero él, con el respaldo del consejo rechazó esa posibilidad para en cambio reforzar la estrategia histórica de IDM.

Con dos diferencias: explícita disposición a externalizar y a la vez a fabricar para terceros.

Vamos a seguir fabricando nuestros productos internamente y, cuando sea necesario, por razones tecnológicas o de capacidad, sacaremos fuera esa producción […] En realidad, Intel lleva tiempo trabajando con terceros en la fabricación de ciertas líneas de producto. No tenemos ningún problema en decir que queremos ser líderes de los segmentos en los que participamos y que si para ello hay que fabricar fuera, lo haremos.

¿Y la creación de Foundry Services?

Este es el tercer salto: para fabricar para terceros se necesita escala. Y si en una etapa como la actual, de escasez en toda la industria, no existe esa capacidad disponible, vamos a invertir para instalarla nosotros […] Con los resultados del tercer trimestre ya se puso en evidencia una aceleración: en 2021 íbamos a invertir 17.000 millones en capex que al final serán 18.500 millones; en 2022 la inversión subirá a 28.000 millones. En síntesis, vamos a 1) elevar la capacidad, 2) acelerar la producción y 3) defender nuestro liderazgo en los procesos […]

Hace años, la conversación dominante era Intel contra AMD, luego se han incorporado otros competidores y ahora mismo el mercado mundial está tan repartido que no hay ranking estable […]

Lo que antes era muy sencillo a primera vista, centrado en los PC y los servidores, con unos jugadores que todo el mundo conocía, ha dado paso a una creciente diversificación de los mercados con cargas de trabajo diferentes y, en consecuencia, hay nuevos actores cuyas prioridades son diferentes, además de nuevas arquitecturas emergentes. Este es el contexto en el que tiene que moverse Intel sin mirar atrás.

¿Cuál es el fundamento de esas tendencias?

La premisa es que ahora todo computa […] Antes computaban cuatro cosas mientras que en la actualidad lo hacen todos los dispositivos, desde cacharros prescindibles hasta los coches: por ejemplo, el BOM [factura de materiales] de un automóvil que se fabrica hoy incluye un 4% de costes que corresponden a semiconductores; en cinco años, la proporción será muy superior, llegando en algunos casos al 20%.

[…] y habrá incontables aplicaciones nuevas

Por ejemplo, la nube está acogiendo cargas que antes estaban en centros de datos locales de las empresas, lo que implica que los proveedores cloud tienen capacidad de influir en cómo se desarrollan los nuevos chips […] por supuesto, está el edge, con sus exigencias de latencia y estar lo más cerca posible del usuario. Hay que incluir la comunicación ubicua, que se va materializando en las redes 5G. Y otra, fundamental, la inteligencia artificial. Todo junto y más, ha revolucionado el mercado de semiconductores.

¡Con lo que bien que vivía Intel cuando todo era x86!

[risas] Desde el punto de vista de la arquitectura, en lugar de una escalar aparece la vectorial […] , nos eran ajenas las tarjetas gráficas,  se multiplica el número de cores y hemos entrado en las FPGA porque hay demasiadas infraestructuras que necesitan dispositivos en constante evolución y un software que pueda ajustarse a nuevos protocolos.

Y en cada segmento aparecen competidores, no uno sino varios

Sí, es cierto, pero Intel tiene capacidades que son únicas en la industria. Empezando por miles de desarrolladores de software […] Lo que está ocurriendo es que el desarrollador ya no puede con la complejidad de las arquitecturas, no le basta conocer una sola. O le ofrecemos una abstracción de la arquitectura o se pierden las ventajas que las diferencia. En noviembre, celebramos Intel Innovation, heredero de lo que se llamaba Intel Development Forum. Y Pat Gelsinger, que ha dirigido la transformación de VMware, comprende mejor que nadie que el software es uno de los activos diferenciales de Intel. Es verdad que hemos perdido el liderazgo en los procesos, pero tenemos un plan para recuperarlo antes de 2025.

¿Se refiere a la carrera de los nanómetros? Porque si fuera por la densidad, TSMC lleva una ventaja considerable y Samsung casi la misma

Históricamente, Intel ha sido líder en el proceso de fabricación, pero en los últimos años ha dejado escapar esa ventaja y así lo ha reconocido. Hemos anunciado que en cuatro años vamos a lanzar cinco nodos de proceso para volver a ser líderes en 2025.

Se ha cambiado la nomenclatura, pero esto no reduce la desventaja […]

El cambio de nomenclatura tiene como objetivos hacer más visible nuestra hoja de ruta y más comprensible la comparación con los competidores. Pero la densidad no es el único parámetro que importa: el verdadero liderazgo reside en la arquitectura del transistor. Cuando años atrás dimos el salto hacia el FinFET, innovamos en la forma de atravesar el aislante de manera de permitir más superficie para meter más energía y conmutar más rápido. Desde entonces, la industria ha seguido ese camino, pero el próximo cambio lo ha trazado Intel con Ribbon FET, una técnica en la que, para no extendernos, se atraviesa como un conducto la puerta del transistor […]

Por consiguiente, la innovación en los procesos busca el liderazgo en los productos, porque al final será en estos donde se manifiesten las diferencias.

El planteamiento de Gelsinger es muy claro: allí donde competimos, queremos ser líderes en cada categoría de producto; asimismo, a través de la división de foundry, estamos dispuestos a ofrecer la arquitectura x86 a quien la quiera utilizar para su propio producto […]

¿También a pagar por licenciar arquitecturas ajenas, como la de ARM, esa vieja asignatura?

Estamos dispuestos. Y, ya que lo dice, también lo estamos a colaborar con la Unión Europea en el desarrollo de un procesador europeo si se quiere que tenga una arquitectura RISC […] En la actividad de foundry ofrecemos la posibilidad de mezclar nuestra propiedad intelectual con la de otros, por qué no.

Para el público, Intel es conocida básicamente por equipar dos gamas de productos finales que son los PC y los servidores. La gama de producto ha cambiado en el segmento donde se nota más la presión competitiva de AMD. ¿Cuál es el plan para recuperar la cuota de mercado perdida?

Claramente vamos a un entorno de arquitecturas desagregadas […]

Los chiplets

Eso es. Pasar de arquitecturas monolíticas en las que se hace todo, con las habíamos llegado a unos procesadores grandes y complejos, a otras arquitecturas desagregadas en las que los chiplets combinan diferentes módulos que pueden utilizar diferentes tecnologías de fabricación. Un caso es Ponte Vecchio, que conlleva 47 chiplets distintos con tres procesos diferentes. Aquí entra otra fortaleza de Intel, la capacidad de encapsulado. Creemos que es única […] Alder Lake todavía no es desagregada, pero trae como novedad un núcleo súpereficiente para aquellas cargas de trabajo que corre en el background y no necesitan rendimiento máximo cuando lo que me interesa es optimizar el uso de la energía. Por otro lado, tengo los núcleos de máximo rendimiento y, en función de la carga de trabajo de que se trate dirigir el proceso a uno u otro núcleo. Obviamente, esto va a permitir una variedad de configuraciones en ordenadores portátiles o de sobremesa.

¿Y en servidores?

Con Sapphire Rapids, ya estamos desagregando: seguimos aumentando el número de núcleos y el número de distribuciones por núcleo, pero además le introducimos aceleradores. Esto no sale muy bien en los benchmarks, que están pensados para cargas teóricas que no necesariamente reflejan las ventajas de los aceleradores. No obstante, los aceleradores son utilísimos cuando se trata de inferencia, de encriptar la memoria […] Lo que se busca es el máximo rendimiento de Sapphire Rapids, que va junto con nuestra primera tarjeta gráfica para servidores.

De todo lo mencionado, la única exclusividad de Intel es el packaging; lo demás lo tienen también los competidores.

No, no es así. Los demás no presentan nuestras mejoras a la hora de cualquier carga de trabajo relacionada con IA. Lo pueden hacer mañana, claro está, pero en un juego de catch up es normal que quien es líder un tiempo sea superado y pueda recuperar esa posición.

Temo que estemos dedicando mucho tiempo a la arquitectura y poco a los productos finales. ¿Qué está cambiando en los requerimientos del mercado de servidores, en el que AMD ha ganado terreno sobre Intel?

Los cambios son muchos y darían para hablar largamente. Para empezar, el que para mí es más importante tiene como base el multicloud. La nube pública tiene determinadas exigencias cuando se trata de compartir infraestructura […] Desde el punto de vista del proveedor de servicio, esto es algo que Intel resuelve muy bien, pero en el esquema multicloud, la carga de trabajo pública también tiene que ser privada para los momentos de pico de demanda. Otras cosas que están ocurriendo en los centros de datos están relacionadas con la IA, cada vez más presente en estos entornos.

Ahí tenemos que hablar de la competencia con Nvidia, que últimamente está en el candelero por su intención de comprar ARM

No hay duda de que Nvidia ha sido un acelerador en la carrera de la inteligencia artificial. Pero entrenar una carga de trabajo de manera que una red neuronal entienda el habla se hace mejor con x86 que con una arquitectura gráfica. Lo que quiero decir es que determinadas redes se han desarrollado muy bien en entornos asociados a las tarjetas gráficas, que no fueron pensadas para eso pero se han utilizado para eso.

No quisiera que nos alejemos de los procesadores para PC. ¿Qué está haciendo Intel con su nueva generación para portátiles?

La Covid ha cambiado el paso en la industria de los PC, pero la demanda se extiende a productos en los que hasta entonces no se gastaba tanto dinero. ¿Será algo pasajero? Creemos que no: la demanda ya venía mostrando una aceleración antes de 2020 y ahora tenemos un crecimiento cuyo límite es la oferta. Pero la escasez que ahora vive el mercado ya no es solamente de microprocesadores sino de otros componentes que están impidiendo cumplir con la demanda.

De acuerdo pero la pregunta era qué está haciendo Intel

Nuestro avance más importante es Alder Lake, con esa dualidad de núcleos que permite acometer unas cargas de trabajo u otras, optimizar un formato u otros, además de prepararnos para la siguiente generación, que traerá aún más flexibilidad. Por eso creo importante el partnership con Microsoft en torno a Windows 11, porque no es sólo cuestión de hardware sino de software […]

Por una combinación de circunstancias y errores, Intel se ha caído de la mesa en los dispositivos móviles, pero ahora trata de reengancharse por vías de menos notoriedad y más valor añadido. ¿Cuál es el plan en relación con 5G y las relaciones con las telecos?

Efectivamente, el año pasado vendimos el negocio de módems a Apple y abandonamos hace tiempo nuestra línea de procesadores móviles. Otra desinversión ha sido la venta de la división de memorias. Todo esto hace más relevante el acuerdo con Qualcomm: si no somos capaces de competir con productos, podemos hacerlo con foundry. Desde el punto de vista de las telecos, hay una tendencia a la consolidación de infraestructuras y el día en que se concrete habrá más redes independientes. Actores importantes como Ericsson, Nokia o Huawei, que tenían sus propias arquitecturas, se han visto abocados a batallar en un entorno Open RAN […]

Mi impresión, perdón por el atrevimiento, es que al no haber asignado en su día la prioridad que los móviles merecían, Intel se ha quedado fuera y ahora trata de reincorporarse al juego.

Si hablamos de la infraestructura de telecomunicaciones, no nos hemos quedado fuera de juego […] Tengo que subrayar los acuerdos con Telefónica para liberar entornos propietarios abriéndolos a servidores estándar; ahora estamos haciendo algo parecido en la infraestructura de antenas con Open RAN, lo que debería facilitar la transición del operador, aminorar sus inversiones y llegar a lugares donde no llegaba.

Supongo que deberé recortar bastantes minutos de la transcripción, pero no quiero privarme de una pregunta sobre la estrategia de Foundry Service. Me parece un cambio histórico para Intel […]

Histórico y radical en una compañía donde trabajar para terceros se veía como renuncia a nuestra diferenciación. Ahora bien, desde el punto de vista de las inversiones, si no fabricas para terceros puede que no tengas el volumen que justifique las inversiones, este es el razonamiento […]

¿Esa economía de escala significa que en la misma fábrica se producirá para Intel y para terceros, o que habrá fábricas dedicadas?

En las mismas fábricas. Se ha tomado la decisión en 2021, pero Intel lleva tiempo estudiando la cuestión y considerando sus aspectos financieros y tecnológicos. Cuando Intel compró Altera, esta era un cliente que llevaba  tiempo comprando servicios de foundry, aunque no existiera una división con ese nombre. En algún momento, el beneficio de fabricación se convirtió en beneficio de negocio. Lo que hemos hecho hace poco en Irlanda es poner a disposición de las compañías de automoción nuestra fábrica en ese país.

Para fabricar microcontrollers, si no estoy equivocado, que desde luego no son el último grito tecnológico […]

Intel no tiene fábricas viejas, pero hay productos para los que se usan tecnologías que pueden llamarse antiguas. La industria de automoción no se puede quedar en ellas, pero tiene que integrarlas con las más modernas. Lo novedoso es la creación de Intel Foundry Services como unidad de negocio con sus propios P&L, capaz de tomar compromisos de reserva de capacidad para sus clientes […] Esto es importante de cara al gobierno estadounidense pero también puede serlo para la Unión Europea.

A propósito, ¿para cuándo se esperan anuncios sobre la implantación de fábricas en Europa?

Muy pronto. Son decisiones que conciernen a la UE y a distintos gobiernos. En Europa habrá fábrica, o fábricas, de Intel, pero también acuerdos de colaboración para transferir conocimiento, centros de competencia y otros anuncios que a lo mejor no se llevan el titular, pero serán relevantes.

¿Tendrán algo que ver con los fondos europeos para la recuperación?

Ese programa comunitario contempla un 20% de recursos vinculados a la mejora tecnológica, por lo que toca muchos palos, entre ellos los semiconductores. Por nuestra parte, hemos sido bastante claros: si Europa aspira a ser competitiva con los países asiáticos, tiene que haber una involucración de los gobiernos y si Europa no es competitiva, no tendría sentido poner las fábricas en Europa […] Por esto no nos limitamos a hablar de fábricas sino que estamos metidos en iniciativas que van a influir en la necesidad de esas infraestructuras.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2022 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons